Degradación de los recursos naturales

No sólo es la degradación de la misma agua y sus reservas las causas que afectan a la disponibilidad de agua. La naturaleza, después de todo, funciona a partir de un equilibrio, y este cambio provoca una serie de efectos en cadena. La contaminación o erosión de los suelos, como ya avanzábamos, afecta a las reservas subterráneas e incluso a las aguas superficiales. Además, muchos ríos sufren la erosión de sus márgenes, causada por la eliminación de los bosques de ribera, responsables justamente por impedir el avance del proceso en cuestión, que genera una mayor deposición de sedimentos en el lecho de los ríos, causando sedimentación. Con el tiempo, los ríos afectados dejan de existir o disminuyen considerablemente el flujo de sus aguas. La destrucción de los bosques con los incendios y la deforestación son también un problema en el núcleo de la cuestión. La vegetación tiene la función de preservar las fuentes de los grandes ríos y también proporcionar, en algunos casos, humedad a la atmósfera, lo que resulta en la precipitación de lluvias. Con la disminución de la cobertura vegetal en todo el mundo, el agua se convertirá progresivamente en un recurso más escaso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s