Ciudad del Cabo enfrenta la peor sequía en 100 años. El gobierno sudafricano ha impuesto medidas de ahorro de agua para combatir el desperdicio.

La localidad sudafricana de Ciudad del Cabo de 3 millones de habitantes se enfrenta a la peor sequía en 100 años. La presa Theewaterskloof, que es la que abastece a la ciudad, ya no tiene la capacidad para cumplir su cometido.

En el club náutico local, el embarcadero esta sobre la arena. “Hace 20 años que trabajo aquí y nunca vi el nivel del agua tan bajo”, declara Lise Wheeler, la secretaria del club.

La provincia del Cabo Occidental ha declarado el estado de catástrofe natural, por lo que solo se puede usar el 10% del agua de sus depósitos. Ante esta situación las autoridades han adoptado una serie de medidas con las que intentan ahorrar agua, ya que cada litro cuenta.

Hace 20 años que trabajo aquí y nunca vi el nivel del agua tan bajo

Los residentes de Ciudad del Cabo no tienen derecho a regar el jardín, a llenar las piscinas ni a consumir más de 100 litros de agua diarios. El ayuntamiento incluso dictó un decreto que prohíbe los baños en las piscinas municipales y los gimnasios cerraron las saunas.

“La mejor estrategia para gestionar una sequía es administrar la demanda. Es lo que hacemos”, explica Xanthea Limberg, a cargo de los temas de aprovisionamiento de agua para Ciudad del Cabo.

Este mismo año, el ayuntamiento publicó una “lista negra” de las calles en las que los habitantes ahorran menos agua. Pero también llueven las críticas sobre las autoridades provinciales por haber tardado en aplicar las restricciones pese a la voz de alarma de muchos expertos. Algunos habitantes han optado por ir en busca de agua a fuentes naturales fuera de la ciudad.

La lluvia fue abundante en buena parte de África Austral durante el verano, recién terminado, aliviando a la población de estas zonas escasas en agua. Pero Ciudad del Cabo tiene un clima más seco y la mayor parte de las precipitaciones se registran en el invierno, que empieza en junio.

Según Peter Johnston, científico especialista en clima de la universidad de El Cabo, la ciudad debe prepararse para lo peor. “Hace tres temporadas seguidas que tenemos precipitaciones escasas. Son ese tipo de cosas que ocurren una vez por siglo”.

Hace tres temporadas seguidas que tenemos precipitaciones escasas. Son ese tipo de cosas que ocurren una vez por siglo

“Aunque tengamos un invierno lluvioso, los niveles de las presas subirán a 40-50%. Nos veremos en la misma situación el año que viene en esta época”, añade. Varias previsiones que toman en consideración el cambio climático pronostican altas presiones que bloquean las lluvias y podrían provocar veranos cada vez más secos y cálidos.

“Caerá menos agua del cielo”, resume Johnston, por lo que habrá que buscar otras fuentes de aprovisionamiento. La ciudad se plantea reciclar las aguas residuales y perforar la célebre Montaña de la Mesa, además de construir plantas de desalinización del agua marina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s