Archivo diario: 10 de enero de 2017

Tanto el agua del grifo y el agua embotellada pueden estar contaminadas

A pesar de las regulaciones y prácticas de seguridad, es posible que tanto el agua embotellada como la del grifo estén contaminadas. Pueden suceder accidentes a nivel municipal y del fabricante. El agua embotellada puede contaminarse durante el proceso de tratamiento o, más específicamente, en la manera en que limpian o envasan el agua o fabrican las botellas. Los productos químicos utilizados durante el proceso de elaboración a veces no se prueban ya que no hay regulaciones estrictas que lo exijan y el resultado puede ser agua contaminada. Así que no tiene sentido temerle al agua regulada del grifo agua cuando corre los mismos riesgos que con la que se vende embotellada