Archivo diario: 14 de diciembre de 2016

Las causas de la lluvia ácida

La lluvia ácida es un fenómeno íntimamente relacionado con el hombre. El quemar combustibles fósiles (carbón y aceite) en las plantas productoras de energía y la liberación de sulfuro en el ambiente por las industrias, combinado con el oxígeno existente, forman dióxido sulfuroso (SO2). También las emisiones de los automóviles causan la formación de óxidos de nitrógeno en el aire. Partiendo de estos gases, ácido sulfúrico (H2SO4) y ácido nítrico (HNO3) pueden formarse y disolverse en el vapor de agua existente en el aire. Aunque los gases de la lluvia ácida pueden originarse en áreas urbanas, también pueden ser acarreados por los vientos a cientos de kilómetros de distancia y llegar hasta las áreas rurales. Esta es la razón por qué los bosques y lagos en el campo pueden dañarse debido a la lluvia ácida que se origina en las ciudades.