Decisiones verdes

Aunque construir pozos en las zonas afectadas por la sequía es una medida de emergencia que debe tomarse, Sáenz considera que el país debe planear un “mejor manejo integrado de las cuencas para lograr un adecuado tratamiento de las aguas superficiales y subterráneas”.

El experto compara el agua subterránea con un banco que presta dinero en los periodos de necesidad. “Se debe garantizar que esta agua se recargue en el futuro a través de un manejo eficiente de la cuenca y un buen control de la extracción”, reitera.

También se disminuirían los impactos de la sequía, sugiere Sáenz, si se implementa infraestructura hidráulica en los lugares más vulnerables a los cambios climáticos, se restauran los bosques de niebla y se protegen los páramos de Sumapaz y Chingaza, que son “verdaderas fábricas de agua”.

“Las reservas de agua son los páramos y los bosques de niebla. La idea es que en el futuro tengamos más control sobre cuánto tenemos disponible para cuando lleguen El Niño o La Niña”, insiste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s