Archivo mensual: enero 2016

¿Qué puedes hacer y cómo ayudar para evitar el cambio climático? En el trabajo.

Configure sus equipos para entrar en modo de hibernación después de un periodo sin uso. Apague el equipo y luces al final del día.
Utilizar equipo electrónico eficiente, una opción es Energy Star, si su país los ofrece.
Aislar y utilizar equipo de enfriamiento y calefacción eficientes.
Las tres R’s: reducir, reutilizar, reciclar. Imprima sólo si es necesario, imprima y copie en ambas caras del papel, compre papel y otros suministros de material reciclado. El equipo antiguo puede donarse a colegios y otras entidades.
Disminuya el uso de energía en su transporte a la oficina o negocio. Utilice transporte público, bicicleta, haga carpooling (viajar con colegas en un sólo auto) para ahorrar no sólo recursos, sino dinero.
Considerar los efectos sobre el ambiente, disminuir su huella de carbono en el calentamiento global también es bueno para su economía y salud mental.

¿Qué puedes hacer y cómo ayudar para evitar el cambio climático? Disminuir el uso y abuso del automóvil.

En EE.UU. y muchos países “desarrollados” se suben al auto para ir a la tienda de la esquina, cuando fácilmente podrían caminar o ir en bicicleta. También es común ver gente comprar autos grandes de tracción en las 4 ruedas cuando sólo los usan para viajar en la ciudad, muchas veces solos.

Caminar más.
Usar más la bicicleta.
Utilizar el transporte público.
Exigir a sus autoridades mejoras en vías para bicicletas, peatones y el transporte público, un país realmente desarrollado ofrece esas opciones.
Si compran un auto que sea eficiente y emita pocos gases invernadero.
Manejen bien. Utilizar el auto como un adolescente bobo, acelerando y frenando abruptamente desgasta el auto, pero más importante, gasta más y emite más contaminantes y APAGUEN el motor si están esperando en alguna parte!
Mantengan su auto en condiciones óptimas (revisiones).
Revisen el nivel de inflado de sus neumáticos.
Utilicen combustibles renovables
Consideren la compra de autos eléctricos o híbridos.

¿Qué puedes hacer y cómo ayudar para evitar el cambio climático? Lo que puedes hacer en la casa

No se me olvidará nunca ver cómo los amigos gringos vivían y desperdiciaban sin considerar las consecuencias. El aire acondicionado todo el día, aunque no estuvieran en casa, las luces nuncas las apagaban, el equipo de música prendido, las computadoras, hasta la TV encendida y nadie viéndola, luces por todas partes, por el frente, por los lados, etc., y ahora nos preguntamos por qué el mundo ya no aguanta más… hay que ser muy ingenuos (por no decir algo peor).

Cambiar tus focos (ampolletas, bulbos) de incandescentes a ahorradores de inmediato. Aunque son caros, los LED también son una buena opción.
Comprar productos de enfriamiento, calentamiento, electrónicos y eléctricos que utilicen la energía de manera eficiente, en algunos países está el estándar Energy Star.
Aislar bien los hogares, reduce el gasto energético hasta un 20%.
Las tres R’s: reducir, reutilizar, reciclar. Tratar de disminuir la producción de basura y desechos orgánicos. Compre lo que pueda comer, sírvase porciones que pueda terminar, coma lo que ha guardado en el refrigerador antes que se dañe, etc. Si puede, considere hacer compost en su patio. Al comprar escoja productos orgánicos y de empresas responsables y productos que utilicen menos empaque.
Uso eficiente del agua en el hogar. Duchas cortas, uso esporádico de la tina, métodos eficientes de lavado de platos, apaga el agua mientras te lavas los dientes y afeitas. Repara fugas lo antes posible. Riega en el momento más frío del día. Utilice grifos de baños, duchas y cocina que sean ahorradores.
Utilice el sol para calentar su agua y si es posible instale paneles solares para crear su propia electricidad.

Consecuencias del cambio climatico

El cambio climático producirá en España una serie de consecuencias que ya han sido presentadas por los científicos. Aparte de las ya sabidas del aumento de las temperaturas y de la subida del nivel del mar, nos encontramos con otras muchas que nos obligan a reflexionar y a tomar la decisión de “entrar en acción”.

Efectos en el clima
– Aumento de temperaturas de 0,4 °C cada década en invierno y 0,7 °C cada década en verano. Al final del siglo XXI la temperatura habrá aumentado entre 5 y 7 °C en verano y entre 3 y 4 °C en invierno.
– El calentamiento es mayor en las zonas del interior que en las costeras.
– Más frecuencia de días con temperaturas máximas extremas en la Península, especialmente en verano.
– Disminución de las lluvias, sobre todo en primavera y en verano.

Efectos en recursos y sectores
– Alteraciones en los ecosistemas terrestres con riesgo de aumento de plagas
– Transformación de permanentes a estacionales de lagos, lagunas, ríos y arroyos de alta montaña, y humedales costeros.
– Reducción de la productividad de las aguas marinas, y por tanto, de la pesca.
– “Aridización” del sur del territorio.
– “Mediterraneización” del norte del territorio.
– Pérdidas en la vegetación de alta montaña, bosques caducifolios y la vegetación litoral.
– Reducción de la riqueza de especies animales, la mayor de Europa.
– Mayor virulencia de los parásitos.
– Aumento de especies invasoras.
– Disminución de un 20% del agua disponible hacia finales de siglo XXI. Las cuencas más afectadas serán las de: Guadiana, Canarias, Segura, Júcar, Guadalquivir, Sur y Baleares.
– Aumento de la desertificación por la pérdida de propiedades de los suelos.
– Plagas y enfermedades forestales.
– Disminución de la rentabilidad de las ganaderías.
– Aumento de una media de 50 centímetros del nivel del mar.
– Pérdida de playas, sobre todo en el Cantábrico.
– Inundación de los deltas del Ebro, Llobregat, Manga del Mar Menor y Costa de Doñana.
– Disminución de la estancia media de los turistas, con las consiguientes pérdidas económicas.

Riesgos naturales
– Aumento de la magnitud de crecidas fluviales
– Aumento de los deslizamientos de tierras en Pirineos, Cordillera Cantábrica y Cordilleras Béticas.
– Aumento de la intensidad, frecuencia y magnitud de los incendios.
– Aumento de la contaminación del aire relacionada con las partículas y el ozono troposférico.
– Extensión de la posibilidad de contagio de enfermedades sub-tropicales.

La Universidad de Almería investiga para crear biorrefinerías a partir de aguas residuales

En las últimas convocatorias del programa estatal Retos-Colaboración para proyectos de I+D+i del Ministerio de Economía y Competitividad se han aprobado dos iniciativas que tienen nombres propios idénticos: Universidad de Almería (UAL), aguas residuales, microalgas y biorrefinería. En PurAlga, la UAL trabaja con el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) en el aprovechamiento de nutrientes presentes en aguas residuales agroalimentarias para obtener bioproductos. Edarsol lo coordina la Universitat Politécnica de Catalunya y el objetivo es desarrollar procesos de depuración de aguas residuales empleando consorcios de microalgas y bacterias que transformen los contaminantes en biofertilizantes y biogás.

PurAlga es un proyecto Retos de la Sociedad que propone el aprovechamiento de los nutrientes presentes en aguas residuales agroalimentarias (se está trabajando ya con los purines de granjas de cerdos) para la obtención de bioproductos de forma económica y ambientalmente sostenible. “Se integrarán así el tratamiento de las aguas residuales agroalimentarias, la producción de biomasa y su valorización bajo el concepto de biorrefinería, y se determinará la sostenibilidad económico-ambiental de los procesos propuestos mediante el análisis del ciclo de vida”, explican en la ficha del proyecto.

Uno de los primeros estudios se centra en el análisis de las condiciones de tratamiento de las aguas residuales, empleando consorcios de microalgas y bacterias que proporcionen un efluente que cumpla con los límites de vertido. Cumplida la fase de la depuración, queda la de la optimizando de la producción de biomasa algal, para lo que se investigarán diferentes alternativas de valorización: pienso en acuicultura, fertilizante, producción de biogás y aprovechamiento de cada una de las fracciones que la componen en procesos integrados.

En el proyecto participan el Itacyl como coordinador, la Universidad de Valladolid y la UAL. También están integrados en el equipo investigador la Universidad de León, dentro del subproyecto del Itacyl, y la Fundación Cajamar, que participa en el subproyecto de la UAL. El proyecto está financiado por el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria y cuenta con cofinanciación del Feder 2014-2020, en el marco del programa estatal de I+D+i orientada a los Retos de la Sociedad. Se inició en octubre de 2014 y tendrá una duración de tres años.

Más consorcios de microalgas y bacterias
Edarsol se ha puesto en marcha más recientemente, ya que se recibió confirmación oficial de la aprobación por parte del Ministerio de Economía y Competitividad el 4 de junio de 2015. El proyecto está coordinado por Gabriel Acién, investigador del Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario de la UAL, y fue presentado por esta universidad y la Politécnica de Catalunya. También participan en Edarsol las empresas Aqualia, Biorizon, FCTECNICS y AlgaEnergy, junto con la asociación ecologista Posidonia, “cuya implicación en el proyecto permitirá enfocar mejor su desarrollo hacia la aplicación de los logros del mismo”, informan desde la UAL.

Con un concepto y desarrollo similares a los de PurAlga, el objetivo es “desarrollar procesos sostenibles de depuración de aguas residuales, empleando consorcios de microalgas y bacterias, que transformen los contaminantes contenidos en dichas aguas en productos de interés (biofertilizantes, biogás), obteniéndose un agua regenerada apta para su reutilización”. Y subrayan que “no se plantea dar una solución única al problema sino el desarrollo de un catálogo de herramientas que permitan abordar la implantación de este tipo de procesos con mayor eficiencia y seguridad”.

AEAS y AGA valoran la resolución del Parlamento Europeo sobre el informe de seguimiento de la iniciativa ciudadana Right2Water

La propuesta insta a la Comisión Europea a garantizar el derecho humano al agua y al saneamiento, a un precio asequible, y coloca el agua entre los principales temas de la agenda política europea.

Al igual que sucede con el modelo español, señala que los poderes públicos tienen el deber de garantizar el agua a todos los ciudadanos, independientemente del operador que preste el servicio, y recuerda que la elección del modelo de gestión del agua está basado en el principio de subsidiariedad, ya que la decisión queda en manos de cada Estado Miembro.

El texto recoge que las políticas de desarrollo de la UE deberían integrar el acceso universal al agua y al saneamiento mediante la promoción de asociaciones tanto público-públicas como público-privadas basadas en la solidaridad entre los operadores del agua.

Además, anima a aumentar la inversión pública con el fin de mejorar el estado de las infraestructuras hídricas, insta a crear un organismo o autoridad nacional regulatoria, reclama la implementación de las obligaciones derivadas de la aplicación del principio de recuperación de costes, e insta a la CE a establecer un marco normativo europeo para la reutilización de efluentes tratados.

Madrid 16 sep. 2015.-

La Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS) y la Asociación Española de Empresas Gestoras de los Servicios de Agua Urbana (AGA) valoran la resolución del Parlamento Europeo sobre el informe de seguimiento de la iniciativa ciudadana Right2Water, que insta a la Comisión Europea a garantizar el derecho humano al agua y al saneamiento, a un precio asequible. Asimismo, celebran que el agua entre a formar parte de la agenda política europea como tema de especial relevancia para los Estados Miembros y que se recomiende su incorporación como factor trasversal en la legislación de otras áreas como la agricultura, energía, pesca, turismo, etc.

El documento está en línea con los principios establecidos por la ONU, a través de su Resolución 64/292 de 28 de julio de 2010 y a la España está adherida, en los que señala que el derecho humano al agua y al saneamiento implica agua para uso personal y doméstico de buena calidad, segura, físicamente accesible, asequible, suficiente y aceptable. Según las propias recomendaciones de la ONU, el coste del agua no debería suponer más del 3% de los ingresos del hogar.

En ese sentido, esta iniciativa destaca los Fondos de Solidaridad y otros Mecanismos de Acción Social, existentes ya en algunos Estados Miembros, como herramientas para garantizar la asequibilidad del servicio. Recordamos que España, dado el carácter vital y esencial del agua, y por la titularidad pública de la misma, cuenta con este tipo de herramientas que consisten, actualmente, en bonificaciones contempladas en la tarifa de agua y/o Fondos de Solidaridad.

Por otro lado, tal como AEAS y AGA vienen señalando, el texto refleja su preocupación por el deterioro de las infraestructuras hídricas, animando al aumento de la inversión pública para

paliar esta situación, y reclama la implementación de las obligaciones derivadas del principio de recuperación de costes. Además, recomienda la adopción de las medidas necesarias para desarrollar y mejorar las instalaciones de aguas residuales, de abastecimiento de agua potable, así como de otros servicios del ciclo integral agua.

También insta a crear un organismo o autoridad nacional regulatoria que fomente la libre competencia, la innovación, eficiencia, tecnificación y la calidad de los servicios.

Asimismo, la iniciativa Right2Water recoge que las políticas de desarrollo de la UE deberían integrar el acceso universal al agua y al saneamiento, promoviendo las asociaciones público-públicas y público-privadas basadas en la solidaridad entre operadores. Además, destaca la importancia de la trasferencia e intercambio de buenas prácticas e iniciativas, así como de conocimientos y experiencias entre dichas asociaciones en la cooperación entre operadores, tal y como ya sucede en el sector español.

El texto recuerda que la elección del modelo de gestión del agua está basado en el principio de subsidiariedad ─establecido el artículo 14 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y en el Protocolo (Nº 26) sobre servicios de interés general, entre los que se incluyen el abastecimiento de agua y el saneamiento─ de modo que queda en manos de los poderes públicos de cada Estado Miembro la elección del modelo de gestión de los servicios del agua.

En concordancia con el modelo español, el documento señala que dichos poderes públicos son quienes tienen el deber de garantizar el agua a todos los ciudadanos, independientemente del operador que preste el servicio. Además, añade que deben garantizar que el agua y saneamiento sean gestionados técnica, financiera y administrativamente de manera eficiente, efectiva y trasparente, con el objetivo de prestar el mejor servicio posible a los ciudadanos.

Por otro lado, en relación con el desarrollo de la economía circular, hay que destacar que esta iniciativa anima a la Comisión Europea a establecer un marco normativo europeo para reutilización de los efluentes tratados.

Por último, el texto recomienda que los Estados Miembros establezcan un marco de políticas relativas al agua para fomentar el uso racional, el reciclaje y la reutilización de los recursos hídricos. También invita a la puesta en marcha de una serie de medidas como las relacionadas la cooperación internacional, así como con la información y educación a nivel europeo para promocionar la cultura del agua como un recurso común, de manera que permitan aumentar la concienciación ciudadana en relación con el ahorro de agua.

Finalmente, desde AEAS y AGA nos sumarnos al comunicado de la European Federation of National Associations of Water Services (EurEau) sobre la iniciativa Right2Water, publicado el pasado 9 de septiembre de 2015, que pueden consultar en el siguiente enlace: http://www.aeas.es/documentos/NotaEureau.pdf

AEAS y AGA son las asociaciones de ámbito sectorial que agrupan a los operadores que prestan los servicios de abastecimiento y saneamiento de agua urbana en España. Los operadores asociados proporcionan estos servicios a más de 38 millones de habitantes de nuestro país y reflejan la diversidad de los operadores, tanto públicos como privados o mixtos.

 

“No importa tanto el modelo de gestión sino que el servicio sea de calidad y eficiente”. Entrevista con motivo de la iniciativa Right2Water. Fernando Morcillo, presidente de AEAS

1. ¿Cuál es la postura de AEAS respecto a la iniciativa Right2Water?

En su momento AEAS ya manifestó su respeto por esta iniciativa popular, con la que coincidimos en su parte más integradora y ecuménica, como lo es su propuesta de solicitar la incorporación del “derecho humano al agua” al cuerpo legislativo europeo, así como su afán por reclamar la consideración del agua como elemento básico y fundamental en las preocupaciones de la política europea.

Sin embargo, como expertos y profesionales del sector, discrepamos de algunos planteamientos, como también lo hicieron nuestros homólogos europeos representados en EurEau. Como por ejemplo de la posición muy radical, meramente ideológica, excluyente de las formas de gestión con participación privada que son amparadas por nuestra legislación, cultura y experiencia.

En el informe finalmente aprobado por el parlamento se han corregido esos y otros extremos y se han equilibrado y centrado las recomendaciones que se trasladan a la Comisión, como parece lógico y es coherente con los planteamientos ideológicos y culturales mayoritarios en las democracias europeas.

Por ello hemos valorado recientemente en una nota de prensa el resultado del debate parlamentario y hemos resaltado aquellos puntos más constructivos y de interés para el desempeño de los servicios urbanos del agua:

– Instar a la Comisión Europea a garantizar el derecho humano al agua y al saneamiento, a un precio asequible, y colocar el agua entre los principales temas de la agenda política europea.

– Señalar que los poderes públicos tienen el deber de garantizar el agua a todos los ciudadanos, independientemente del operador que preste el servicio, y recuerda que la elección del modelo de gestión del agua está basado en el principio de subsidiariedad, ya que la decisión queda en manos de cada Estado Miembro. De la misma forma que sucede con el modelo español.

– Integrar, en las políticas de desarrollo de la UE, el acceso universal al agua y al saneamiento mediante la promoción de asociaciones tanto público-públicas como público-privadas basadas en la solidaridad entre los operadores del agua.

– Animar alincremento de la inversión pública con el fin de mejorar el estado de las infraestructuras hídricas, instar a la creación de un organismo o autoridad nacional regulatoria, reclamar la implementación de las obligaciones derivadas de la aplicación del principio de recuperación de costes, e instar a la CE a establecer un marco normativo europeo para la reutilización de efluentes tratados.

2. ¿Por qué cree que esta iniciativa ha logrado tanto apoyo ciudadano? ¿Cuál cree que es la percepción de las personas sobre el servicio del agua?

Tenemos que considerar que el agua es un bien público de carácter vital y su correcta gobernanza y eficiente gestión se consideran fundamentales para asegurar la sostenibilidad de un bien escaso e imprescindible. El agua forma parte del corazón de los seres humanos, tanto en sentido físico como espiritual.

No obstante y aun considerando su importancia, especialmente por ser la primera Iniciativa Popular Europea, conviene poner en su justa medida el verdadero apoyo ciudadano, especialmente en lo que se refiere a nuestro país (65.000 firmas), supongo que por obvias razones del excesivo sesgo ideológico partidista del documento de partida.

3. ¿Cuál ha sido la repercusión de esta iniciativa en España?

Entiendo que escasa, pues la consideración de bien público está muy presente en la cultura popular española y esta iniciativa no aporta grandes novedades, ventajas ni soluciones. Hay que recordar que la gobernanza pública y el dominio público del agua, y los cauces, figuran en nuestra legislación desde finales del siglo XIX. Y el estado español ya se adhirió a la declaración del Derecho Humano al Agua establecido por las Naciones Unidas.

Otra cuestión es que se hayan publicitado mucho unas etiquetas muy llamativas, populistas y polisémicas como son las “agua pública”, “pobreza hídrica”, “mínimo vital gratuito”, “Consejos ciudadanos de participación”, “remunicipalización”, etc., que por su propia simplicidad son muy atractivas pero muy confusas, por englobar elementos exentos del necesario rigor y adaptación a la realidad sectorial y social.

4. ¿Considera que en España está asegurado el acceso al agua?

Sin duda. En nuestra legislación el abastecimiento urbano esta priorizado respecto a los otros usos del agua. Siendo una responsabilidad y competencia básica municipal.

Y sobre todo porque, más allá de planteamientos teóricos o filosóficos,

en la práctica disponemos de sistemas, infraestructuras y servicios que lo aseguran. Estos últimos desarrollando un trabajo serio, abnegado y profesional las 24 horas de cada día durante los 365 días de cada año y así continuamente.

5. ¿Se corta el servicio a personas que no tienen recursos para pagarlo? ¿Qué acciones de administraciones/empresas (fondos, descuentos, etc.) pondría como ejemplo en este sentido?

No. Rotundamente no.

Tradicionalmente el procedimiento de corte es muy garantista para el usuario. Es norma habitual que antes de producirse un corte siempre se han generado los correspondientes avisos fehacientes y el operador tiene la obligación de someterlo a la autorización previa de la autoridad municipal.

En caso de dificultades razonables de una familia, en la atención a los deberes del pago de los servicio, existen mecanismos de ayuda o de acción social; bonificaciones, deducciones, subvenciones públicas o procedentes de fondos de solidaridad o de responsabilidad social, facilidades de pago, etc. Los cuales se han ampliado y perfeccionado en estos últimos tiempos de crisis económica.

Dado que los servicios del agua urbana son competencia municipal en cada localidad pueden existir diferentes mecanismos y pueden aparecer como heterogéneos ante la ciudadanía.

Sin duda a los operadores nos gustaría que hubiera una mayor armonización, e incluso hemos ofrecido a la FEMP trabajar conjuntamente para plantear unas “buenas prácticas” en esta materia.

6. ¿Es posible compaginar una garantía de acceso al agua con el principio de recuperación de costes de la Directiva Marco del Agua?

Por supuesto. Es obligación de las políticas tarifarias establecer las estructuras económicas que hagan compatible ambas cosas asegurando la sostenibilidad a largo plazo de estos servicios básicos. Y de hecho tenemos buenos ejemplos.

Por otro lado la ONU fija la “garantía de acceso” en relación con la “asequibilidad” del precio que debe asumir el ciudadano, estableciendo la recomendación de no superar una repercusión del 3 por ciento sobre los ingresos familiares.

Quiero recordar que en España el ratio medio del pago del servicio integral (abastecimiento y saneamiento) en relación con la renta familiar se sitúa en el 0,8 por cien.

7. ¿Los avances de Right2Water están en el debate de EUREAU?

En efecto, se han producido dos declaraciones al respecto cuya traducción está disponible en la web de AEAS y los originales en la de EurEau.

Todos los operadores, cualquiera sea su naturaleza, publica, privada o mixta y su ámbito nacional, mantenemos idéntica postura, cuyo resumen ya he venido desarrollando en las respuestas anteriores.

8. ¿Cree que el hecho de que haya recibido apoyo por parte del Parlamento Europeo puede derivar en cambios legislativos en un futuro?

Ayudará a concienciar a la Comisión Europea y a los propios parlamentarios a poner un mayor interés y foco en la política del agua y puede animar a complementar el marco jurídico europeo en materia de agua.

9. ¿Han debatido con los diferentes partidos políticos sobre este argumento? ¿Qué le parecen sus posturas?

Hemos tratado de informar, desde nuestra óptica de profesionales y expertos, con nuestra mayor lealtad al objetivo que nos mueve: prestar un servicio público con la mejor calidad y eficiencia.

Desgraciadamente no es la mejor coyuntura del calendario político para que los partidos definan sus posturas con detalle y sobre todo respecto de unos servicios que podemos considerar, en general, de notable calidad y por tanto alejados de las preocupaciones ciudadanas más urgentes y prioritarias.

10. ¿Cree en la convivencia de diferentes modelos de gestión?

Si. Basado en mi propia experiencia y la más general de nuestra asociación.

AEAS, como asociación técnica, tiene 42 años de experiencia y de análisis de la enriquecedora convivencia real de las diferentes formas de gestión; pública, privada o mixta, y tenemos mucha experiencia en la cooperación, pero también en la sana competencia, y tras ello no podemos concluir que haya mejores o peores modelos de gestión en razón a su naturaleza (público, privado o mixto).

Lo importante es que el operador reúna los requisitos de; cualificación, especialización, profesionalización técnica, orientación al usuario, y una organización centrada en la búsqueda de la calidad del servicio y la eficiencia.

No importa tanto el modelo de gestión, lo importante es que el servicio sea de calidad y prestado con eficiencia. El control siempre es público.

Lo subrayo.

Recordemos, adicionalmente, la apreciación de la que fue relatora de la Naciones Unidas y líder del impulso por universalizar el derecho humano al agua cuando se refirió a su “agnosticismo” en materia de modelos de gestión.

La práctica de muchos años y la experiencia es muy tozuda y establece una realidad difícil de ser rebatida por dudosos argumentos basados en burdos intereses partidistas con posturas radicales y minoritarias.

En España aproximadamente la mitad de la población es servida por un gestor público y la otra mitad por un privado, cooperando y compitiendo por prestar el mejor y más eficiente servicio. Tenemos que ver con naturalidad los posibles casos de cambio de modelo en algunas poblaciones, aunque no identificamos ninguna variación significativa en el equilibrio citado. Hay que saber distinguir entre la gobernanza y el control que siempre son públicos y la forma de gestionar la práctica de desempeño de los servicios.

11. ¿Qué ventajas tiene el modelo público?

Me remito a la pregunta anterior

12. ¿Qué ventajas tiene el privado/mixto?

Me remito a la pregunta anterior

13. ¿Tienen datos sobre la remunicipalización de la gestión de los servicios del ciclo integral del agua?

Ya he dicho que la titularidad y competencia de estos servicios es municipal. Por tanto corresponde a dicha autoridad democrática la elección del sistema de gestión. Y por ello y con la oportuna justificación, como establece nuestra legislación, parece natural que se pueda cambiar el modelo de prestación entre las formas que conocemos; pública, privada o mixta, siempre que se busque la prestación más eficiente y práctica para el ciudadano.

Convendrán conmigo que el término “remunicipalización” es confuso. La competencia política y legal ya es municipal. Y como experto no recomiendo la gestión directa municipal habida cuenta de la tecnificación, especialización y cualificación que hoy requieren la prestación de estos servicios. Sería como volver a la prehistoria. Otra cosa son las empresas públicas o municipales especializadas.

14. ¿Cómo afecta la judicialización del sector a la percepción ciudadana?

Al ciudadano lo que le interesa e importa es que el servicio satisfaga sus necesidades, tenga la adecuada calidad y sea lo más eficiente posible.

Lo que la pregunta identifica como judicialización del sector se enmarca en las condiciones de un estado de derecho y en las capacidades que el mismo concede a los diferentes actores en relación con la interpretación legal de sus legítimos derechos de parte.

No me consta que se hayan producido vacíos de gestión, y por tanto de prestación del servicio, con afección a la ciudadanía.

15. ¿Cómo describiría la situación actual de la gestión de los servicios del agua en España?

Gozamos de unos servicios que podríamos considerar como muy buenos. Aquellos operados por los líderes sectoriales podríamos calificarlos de excelentes, y todo ello a pesar de nuestras singularidades geográficas y climáticas. Somos un ejemplo mundial. Pero no podemos olvidar que tenemos un déficit en depuración (bien conocido por los expedientes por incumplimiento de la Directiva 271/91 que nos han abierto en Europa) y la gestión de nuestro alcantarillado no está todo lo tecnificada que nos gustaría.

Nuestras entidades y empresas, públicas o privadas son referentes a nivel mundial y tienen un prestigio y unas capacidades que están permitiendo su internacionalización y la creación de puestos de trabajo cualificados, así como la aportación de valor añadido a nuestro PIB.

Ya hemos reiterado desde AEAS que los tres problemas sectoriales más acuciantes se resumen en:

Déficit de inversión en nuevas infraestructuras y en la renovación del extenso patrimonio existente

Recuperación de los costes de los servicios para asegurar la sostenibilidad a largo plazo

Progresar en el establecimiento de cauces para mejorar la responsabilización y participación ciudadana, a lo que estamos seguros que podría ayudar el establecimiento de un “regulador” general, especializado e independiente de los intereses puramente políticos partidistas, que armonizara las actividades que componen la gestión y ordenara y optimizara las acciones de transparencia del actual. ya excelente, desempeño.

Temas todos ellos que, por otra parte, también han sido considerados como claves en el informe final del Parlamento Europeo objeto de esta entrevista

 

Las grandes represas y su relación con la mala calidad del agua. Por Carey L. Biron

Las grandes represas tienen un probable impacto negativo en la calidad del agua y la biodiversidad, según un nuevo estudio que investigó y relacionó los datos extraídos de unas 6.000 obras de este tipo en todo el mundo.

Los investigadores de International Rivers (IR), una organización independiente con sede en Estados Unidos, compilaron y compararon los datos de casi 6.000 de las aproximadamente 50.000 grandesrepresas del mundo, en las 50 principales cuencas fluviales del planeta.

Ochenta por ciento de las veces encontraron que la presencia de represas de grandes dimensiones, por lo general superiores a los 15 metros de altura, implicaba mala calidad del agua, con altos niveles de mercurio y de sedimentación atrapada.

Los investigadores señalan que las correlaciones no indican necesariamente relaciones causales, pero sugieren un patrón mundial claro. IR solicita ahora que una comisión intergubernamental de expertos elabore un método sistémico para evaluar y monitorear la salud de las cuencas fluviales del planeta.

“La fragmentación de los ríos debido a las décadas de construcción de represas está altamente correlacionada con la mala calidad del agua y la baja biodiversidad”, aseguró IR el martes al presentar El estado de los ríos del mundo, una base de datos en Internet con las conclusiones del estudio.

“En muchas de las grandes cuencas fluviales del mundo se construyeron represas hasta el punto de provocar su grave deterioro”, según la investigación.

La cuenca del Tigris y el Éufrates tiene 39 represas y es uno de los sistemas más “fragmentados”, según IR. La consecuencia es una gran disminución en los pantanos tradicionales de la región, incluida la flora tolerante a la sal que ayuda a sostener las zonas costeras, así como el descenso en la fertilidad de la tierra.

La investigación monitoreó la construcción de las represas junto con indicadores sobre la biodiversidad y la calidad del agua en las cuencas fluviales afectadas.

“La mayoría de los gobiernos, en particular del mundo en desarrollo, no tienen la capacidad de realizar un seguimiento de este tipo de datos, por lo que en ese sentido están a ciegas cuando adoptan políticas relativas a la construcción de las represas”, afirmó Zachary Hurwitz, el coordinador del estudio, a IPS.

Cuatro de los cinco sistemas fluviales más fragmentados están en Asia meridional y oriental, según el estudio. Y cuatro de los 10 más afectados se encuentran en Europa y América del Norte, que tienen la mayor cantidad de represas, especialmente en Estados Unidos.

La construcción de estas obras afecta relativamente menos a dos de los continentes más pobres, África y América del Sur. Pero las dos regiones tienen un enorme potencial hidroeléctrico y una demanda energética creciente, por lo que muchos de sus países pretenden sacar provecho de la energía fluvial.

IR señala que Brasil tiene previsto construir más de 650 represas de todos los tamaños. El país también alberga a una gran cantidad de especies que se verían amenazados por este tipo de obras.

Brasil, China e India no solo construyen represas en sus propios territorios, sino que sus empresas también venden cada vez más este tipo de construcciones a otros países en desarrollo.

Las “cuencas menos fragmentadas son objeto en la actualidad de una gran expansión de la construcción de represas”, dijo Hurwitz.

“Pero si nos fijamos en la experiencia y los datos de las áreas con una construcción históricamente alta de represas, como la cuenca del Mississippi en Estados Unidos y la del Danubio en Europa, es probable que esas tendencias preocupantes se repitan en las cuencas menos fragmentadas si continúa esta proliferación de su construcción”, advirtió.

Los activistas expresan una inquietud especial ante la confluencia de la construcción de las represas y el impacto potencial del cambio climático en la biodiversidad de agua dulce.

IR solicita que una comisión intergubernamental de expertos evalúe el estado de las cuencas fluviales del planeta con el fin de elaborar indicadores para una evaluación sistémica y mejores prácticas de preservación de los ríos.

“La evidencia que recopilamos de los impactos a escala planetaria de la alteración de los ríos es lo suficientemente fuerte como para justificar una mayor atención internacional con el fin de comprender los límites a la modificación fluvial en las principales cuencas del mundo”, señaló Jason Rainey, director ejecutivo de IR, en un comunicado.

SEQUIAS

http://hispagua.cedex.es/sites/default/files/especiales/El_futuro_agua/sequias.html