Qué pasa si no cuidamos el medio ambiente

Los problemas ambientales del mundo crecen a medida que crece la humanidad. La calidad del aire es cada vez más pobre, hay menos agua dulce para alcanzar a todos, la biodiversidad se está perdiendo, los bosques están siendo talados, parece que el clima está cambiando muy rápidamente, como resultado de las emisiones de origen humano de gases de efecto invernadero y además cada vez hay menos peces en los mares.

Todos estos son problemas a gran escala. Los seres humanos no son muy buenos para hacer frente a los problemas a gran escala debido a que la resolución de problemas a gran escala involucra la cooperación de seres humanos entre sí. De hecho, los seres humanos no son muy buenos para cooperar entre sí sin tratar de obtener un beneficio para sí mismos. En las pequeñas comunidades la gente tiende a ayudar a uno y otro. En las grandes ciudades se tiende a pensar cada persona en sí misma, y sálvese quien pueda.

El agujero en la capa de ozono fue una cuestión importante, pero la cooperación humana requerida era prohibir clorofluorocarbonos y otras sustancias que agotaban la capa de ozono. Las industrias que hacían estas sustancias que estaban acabando con la capa de ozono no dependían de la fabricación para sus beneficios y pudieron hacer otras sustancias que funcionaron igual pero no dañaban la capa de ozono. En estas circunstancias la cooperación entre las naciones fue posible. Las primeras advertencias sobre el agotamiento del ozono fueron alrededor de 1970. En 1987 las naciones más industrializadas del mundo firmaron el protocolo de Montreal que prohíbe las sustancias que agotan la capa de ozono durante un período de tiempo (que los cínicos decían estaba vinculado a la expiración de las patentes de los fabricantes), y desde 1994, parece estar invirtiéndose la reducción de ozono.

Fue por los intereses del medio ambiente por los que se prohibieron las sustancias que estaban acabando con la capa de ozono en cuanto se conocieron los vínculos entre éstas y el agotamiento del ozono. El principal obstáculo fueron las empresas químicas que fabricaban estas sustancias. Hicieron falta “solamente” 17 años para que la prohibición empezara a introducirse paulatinamente.

Este podría ser el mejor ejemplo en que la humanidad cooperara para un bien común. Hay ejemplos en que la humanidad falló en su cooperación. Como la prohibición de cosas que están dañando el medio ambiente por períodos mucho más largos. El plomo en la gasolina se sabe que tiene efectos adversos sobre la salud desde la década de 1920. Sólo fue prohibido en la mayoría de los lugares alrededor de setenta años después.

Así que realmente puede decirse que el historial de cooperación de las personas para resolver problemas y cuidar el medio ambiente, no es muy bueno. Un problema como el cambio climático, que seguramente, surgió a causa de la quema de combustibles fósiles y la inyección de otros gases de efecto invernadero a la atmósfera por parte del hombre, está vinculado a otros problemas ambientales como la contaminación del aire con partículas, tierras despojando a las minas a cielo abierto, la contaminación del aceite por el escape de los pozos, problemas de salud de los mineros del carbón, y similares.

Con el fin de mitigar estos problemas ambientales se ha de cooperar, pero ¿qué tan probable es esto? Todas las personas que viven en el lujo de un hogar cálido, agua caliente, electricidad cuando se desea, un coche para conducir, un avión para volar en días de fiesta, ropa barata, la carne y el pescado barato, no quieren perder esos lujos. Las empresas que ofrecen estos lujos no quieren perder los beneficios de proporcionarlos, al igual que las empresas químicas tampoco querían perder sus beneficios por la fabricación de sustancias que agotaban la capa de ozono. Hay, sin embargo, muchos más intereses creados en estos negocios que crean el cambio climático… que los que hubo en las empresas que crearon las sustancias que agotaban la capa de ozono. Y esto no es nada bueno.

La única manera de mitigar el cambio climático es que la humanidad cooperase en la prohibición de ciertas prácticas. No es hacer que la gente entienda, no tiene sentido hacerlo a medias o si solo uno o unos pocos países lo hacen, sino que ha de hacerse a escala mundial.

Hasta ahora, los gobiernos de todo el mundo están buscando dispositivos que fomentan un comportamiento de protección del medio ambiente, más que atacar con la promulgación de leyes, como el Protocolo de Montreal. En lugar de cuidar el medio ambiente, sólo nos preocupamos por él, en lugar de proteger el medio ambiente, sólo estamos pensando cómo protegerlo. El problema es que si no nos preocupamos por el medio ambiente de inmediato, el medio ambiente no nos cuidará.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s