Archivo mensual: diciembre 2015

Agua Subterránea

http://hispagua.cedex.es/sites/default/files/especiales/El_futuro_agua/aguas_sub_temp_agua.html#sub

Crecimiento económico. Consumo de agua.

Nos guste o no, el crecimiento económico sigue siendo la prioridad en la mayoría de los países. Los Objetivos de Desarrollo del Milenio no pueden ser cumplidos si no hay crecimiento. Sin embargo, prestar recursos que son del futuro, para satisfacer las demandas de hoy en día, sólo pondrán en peligro el crecimiento de las próximas generaciones. El principio rector para el desarrollo sostenible es que podamos “satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades.

La mayoría de los países industrializados tienen una herencia de ‘hidrología fácil “- es decir baja variabilidad de las precipitaciones, lluvia distribuida durante todo el año, y ríos perennes sostenidos por el flujo base de las aguas subterráneas. Estos países han invertido fuertemente en infraestructura hídrica, las instituciones y la capacidad de gestión para aprovechar los beneficios de los recursos hídricos y para proteger a la sociedad y el crecimiento económico de los poderes destructivos del agua.

El agua es el motor del desarrollo sostenible

Si queremos lograr que 2.5 billones de personas salgan de la pobreza, el gobierno, la industria y la sociedad civil deben trabajar
juntos para encontrar la manera de gestionar de forma sostenible el agua.La demanda de agua ha aumentado seis veces en el siglo pasado, mientras que la población mundial durante el mismo período se ha triplicado. Poblaciones crecientes, y los más ricos, consumen más alimentos, energía y bienes materiales. Entre ahora y el 2050, se espera que la demanda de alimentos aumente en un 70% y la demanda de la energía hidroeléctrica y otras fuentes renovables de energía crezca en un 100%.

Todo el mundo tiene derecho al agua.

Definir el problema es simple pero no el resolverlo: ¿cómo podemos dar a todos acceso a agua limpia y saneamiento digno, además, atender la creciente demanda de agua en otros sectores, como la agricultura y la energía?

Si queremos lograr que 2.5 billones de personas salgan de la pobreza, el gobierno, la industria y la sociedad civil deben trabajar juntos para encontrar la manera de gestionar de forma sostenible el agua.

La agenda de desarrollo post-2015 debe abordar el uso de los recursos hídricos en el mundo de una manera amplia e integrada, de manera que en el esfuerzo de la humanidad para lograr el desarrollo sostenible y el crecimiento económico, no vayamos a destruir el recurso que lo hace posible.

La falta de agua.

De todas las crisis sociales y naturales que debemos afrontar los seres humanos, la de los recursos hídricos es la que más afecta a nuestra propia supervivencia y a la del planeta. Ninguna región del mundo podrá evitar las repercusiones de esta crisis que afecta a todos los aspectos de vida, desde la salud de los niños hasta la alimentación de los seres humanos. Los abastecimientos de agua disminuyen, mientras que la demanda crece a un ritmo pasmoso e insostenible. Se prevé que en los próximos veinte años el promedio mundial de abastecimiento de agua por habitante disminuirá en un tercio.

La falta de consciencia sobre la magnitud del problema, la inercia de los dirigentes y las actitudes y conductas inapropiadas explican el deterioro progresivo de la situación y la razón de por qué no se adoptan las medidas que se necesitan.

¿Qué puedes hacer tú para promover el cuidado del agua?

Usar las redes sociales para correr la voz sobre la necesidad de ahorrar agua y preservar nuestras fuentes de agua. Retar a sus amigos a llevar a cabo las mismas acciones que usted.

Averigüar de dónde viene el agua que consumes e instar a otras personas a hacer lo mismo. El saber implica poder.

Visitar las páginas de Facebook de sus marcas favoritas de ropa, comida, diversión, entre otras y preguntar ¿qué hacen para reducir el consumo de agua y el impacto sobre las fuentes de agua?

Realizar donaciones para apoyar proyectos que ayudan a proteger el agua para la gente y la naturaleza.

Ayudar a incorporar más ciudades a nuestro mapa interactivo de fuentes de agua, realizando un trabajo de detective en línea.

Como veis son muchas las cosas que podemos hacer.

10 formas de reducir el efecto invernadero desde casa

Cuando vayas a comprar productos de electrónica, como un ordenador o una tele nueva, asegúrate de que son energéticamente eficientes. En la mayoría de países viene marcado por el estándar Energy Star.

Aísla tu hogar: la pérdida de calor a través de las ventanas y puertas exteriores puede incrementar tu gasto en calefacción hasta un 20%, con el consiguiente consumo de electricidad y, por tanto, incrementando la emisión de gases que provocan el efecto invernadero.

Utiliza el agua con mesura. No dejar el grifo abierto mientras te duchas o te lavas los dientes, aprovechar el agua de cocción para regar o reparar rápidamente un grifo que gotea son algunas de las medidas que puedes adoptar.

Recicla todo lo que puedas. Separa la basura según cada tipo y procura reaprovechar la ropa o el calzado. Y, si se te estropea algún electrodoméstico o aparato electrónico, acércate a un punto verde para que lo traten correctamente.

Si tienes que imprimir documentos, hazlo a dos caras. Reducirás el gasto en papel de forma considerable, especialmente si compras papel reciclado.
Sustituye las bombillas incandescentes por luces LED, duran más y consumen menos energía.

Compra productos de Comercio Justo, que se habrán producido en entornos respetuosos con el medio ambiente y con las personas que los producen.

Instala dispositivos que te ayuden a ahorrar energía, como sensores de movimiento para las luces o los grifos. Tu bolsillo te lo agradecerá y el planeta también.

Acostúmbrate a ir a comprar con tus propias bolsas reutilizables para consumir menos plástico.

Si puedes evitarlo, no compres carne envasada: las bandejas de porexpán no pueden reciclarse y son muy nocivas para el planeta.

Como ves, estos 10 consejos son acciones cotidianas que seguro que tanto tú como tu familia habéis hecho alguna vez, casi sin ser conscientes de ello. Modificar estos hábitos puede significar un gran cambio para el planeta y, además, estarás consiguiendo que tus hijos sean más respetuosos y responsables con el mundo que les rodea. Enseñándoles estos valores desde pequeños, cuando sean adultos esta actitud formará parte de su cotidianeidad y lo harán de forma sistemática.

Si luchas por reducir el efecto invernadero desde casa, ganas tú, gana tu familia y ganamos todos. ¡Súmate al cambio!

La escasez de agua.

A mediados del presente siglo miles de millones de personas sufrirán de escasez de agua en todo el mundo. Se calcula que un 20% del incremento de la escasez mundial de agua obedecerá al cambio climático. En las zonas húmedas es probable que las precipitaciones lluviosas aumenten, mientras que en muchas zonas propensas a la sequía, e incluso en algunas regiones tropicales y subtropicales, disminuirán y serán más irregulares. La calidad del agua empeorará con la elevación de su temperatura y el aumento de los índices de contaminación. Ya en los últimos años se ha evidenciado una importante disminución en su calidad. Y los más afectados siguen siendo los pobres, ya que el 50% de la población de los países subdesarrollados está expuesta al peligro que representan las fuentes de agua contaminadas.

Cuando faltan las infraestructuras y los servicios, las áreas urbanas que carecen de instalaciones para el suministro y el saneamiento de aguas constituyen uno de los entornos más peligrosos para la vida humana. Muy pocas viviendas en esta Tierra tienen desagües que vayan a parar al alcantarillado. La población pobre que vive esa situación en las ciudades es la primera víctima de las afecciones causadas por la falta de saneamientos, las inundaciones e, incluso, por las enfermedades causadas por el agua como la malaria, que se ha convertido en una de las principales causas de enfermedad y muerte en muchas áreas urbanas. Por otro lado, a medida que la demanda de agua aumenta, proliferan también los rumores sobre las guerras que pueden avecinarse debido a la falta de los recursos hídricos.

¿QUÉ HACEMOS PARA EVITARLO?

La energia eólica intenta resistir en España

http://economia.elpais.com/economia/2015/06/05/actualidad/1433501682_102686.html

¿Qué puedes hacer tú?

El agua es indispensable para el desarrollo; está vinculada a todas las actividades productivas y su importancia para la vida la hace un recurso determinante para la calidad de vida de las poblaciones.

Para garantizar el futuro de este recurso, necesitamos participar todos en el cuidado del agua. Podemos aportar con nuestro grano de arena tomando algunas medidas dentro y fuera del hogar y promoviendo su cuidado a través de internet y con nuestras familias y conocidos y así reducir nuestros propios impactos.

MUCHAS GRACIAS POR HACERLO.