Los árboles de Navidad naturales ahorran agua

A pesar de parecer amigos del medio ambiente, los arboles de navidad artificiales tienen unos costes ecológicos de producción que terminan anulando sus beneficios.

“Los grupos ecologistas y los científicos dicen que se deben utilizar abetos reales como arboles de navidad, solo defienden los artificiales la gente que quiere conseguir vender uno, así que, no hay lugar para el debate”

Los abetos artificiales están fabricados en un material plástico llamado polivinilo clorhídrico, que es un derivado del petróleo y suele contener grandes cantidades de sustancias potencialmente toxicas. Además, las plantas en las que se elabora el 80% de los arboles consumidos están en china, y la mayor parte de la energía utilizada allí se basa en la combustión de fósiles, lo que es altamente contaminante.

El transporte, se suele hacer en barcos con motores Diesel, lo que produce unos indicies muy altos de emisiones de gas, afectando con ello al calentamiento global.

Una vez que las familias lo compran, lo reutilizan, pero solo durante 5 o 6 años de media, y al desecharlo, este no se recicla ni es biodegradable.

En la otra cesta de la balanza encontramos los abetos naturales plantados expresamente para su uso navideño en países occidentales, y gracias a esta industria se genera solo en Estados unidos en torno a 100.000 empleos.

La deforestación no debe de suponer un problema, pues en EEUU hay unos 12000 viveros que tienen este fin y en ellos hay actualmente 400 millones de arboles, con lo que el país tiene mas arboles de navidad que habitantes.

Además de las ventajas anteriormente mencionadas, los arboles naturales pueden ser replantados tras las vacaciones, de hecho existen miles de asociaciones que ayudan a ello.

Opciones ecológicas

Además de los arboles de navidad tradicionales, existen los que tienen certificados naturales, o también llamados ecológicos, que aseguran que han sido tratados sin pesticidas ni piensos químicos, habiendo sido así totalmente sostenibles a lo largo de todo su desarrollo no solo ellos, sino todo su entorno. Los que cuentan con estas certificaciones suelen tener un coste de un 10% por encima de los precios habituales.

La otra opción, aunque supone muchas limitaciones, es el tener un árbol de navidad vivo, pero esto no es fácil si vives en un piso o en el centro de una ciudad…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s