Agua gratis que acaba saliendo cara

Porque enchufar una tubería a una acometida y empezar a consumir agua sin mediar contrato ni recibos es un robo, un delito, por más que algunos de los pillados no sean del todo conscientes de ello. Por si acaso, el Código Penal lo deja bien claro en su artículo 255: se llama defraudación de fluidos y se castiga con una pena de multa de tres a 12 meses. La mayoría de los enganches ilegales que investigan las empresas no llegan tan lejos, pero la vía judicial existe y se puede utilizar.

¿Cuánto cuesta el agua? Nada. Lo que cuesta es que salga cuando se abre el grifo”. Es la primera enseñanza que recibimos cuando entramos a trabajar en cualquier empresa de aguas. Las infraestructuras, el tratamiento del agua… Todo cuesta. Por eso defendemos las inspecciones: “Es nuestra obligación denunciar. Están defraudando a una empresa y por supuesto a todos los clientes.”.

Por todo esto debemos denunciar a los que roban el agua.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s