Archivo mensual: noviembre 2015

El problema del agua.

La aparente abundancia del agua en el mundo ha dado la impresión, en el pasado, de que se trataba de un bien inagotable. Era también el más barato. En la mayor parte de regiones el agua era gratuita. Todo ello ha conducido al hombre a derrocharla. El riego se efectúa de forma excesivamente generosa, hasta el punto de anegar los suelos y de provocar una salinización secundaria. Las fugas en las redes de alimentación de agua de las ciudades son enormes. El agua se considera en la actualidad como un recurso económico del mismo valor que los minerales, y debe ser administrada racionalmente. En el origen de esta toma de conciencia aparece una importante disminución de este recurso en múltiples puntos del globo y, a partir de la mitad de la década de los setenta, el crecimiento del coste de la energía. Se ha constatado que la explotación irracional de un recurso de superficie o subterráneo provoca déficit de agua y que esos déficit tienden a aparecer en nuevos lugares y a menudo varias veces por año. Es probable que los déficit sean causados por la contaminación; en todos los casos, comprometen el desarrollo urbano y económico

¿Por qué el agua está en problemas?

Analicemos qué cosas impactan la salud de nuestros ríos y lagos.

Dentro de aproximadamente 10 años, la mayor parte de la gente del planeta enfrentará la vida con escasez de agua.

La mitad de los principales ríos del mundo están siendo muy contaminados o desvastados. Aproximadamente, el 40% de los ríos y lagos de EE. UU. inspeccionados por EPA están demasiado contaminados para nadar o pescar.

¿Por qué sucede esto?

Muy frecuentemente, enfrentamos una necesidad con otra al usar los ríos y lagos para satisfacer nuestras necesidades. Cultivamos alimentos de formas tales que contaminan nuestra agua potable. Generalmente, fabricamos productos de formas tales que utilizamos más agua que la necesaria. Organizamos los bosques sin considerar la erosión que se arrastrará a nuestras aguas.

¿Podemos y debemos realizar mejores elecciones? o continuaremos arruinando todas las fuentes que necesitamos y deseamos.

Degradación y destrucción de la naturaleza

Los bosques, las praderas, los humedales y las llanuras ayudan a mantener la erosión y otra contaminación lejos de nuestras fuentes de agua. También disminuyen la velocidad del agua de lluvia, lo que ayuda a estabilizar el flujo de agua hacia los ríos, los lagos y las aguas subterráneas.

De hecho, los bosques y humedales proporcionan agua potable para muchas de las ciudades del mundo, pero hemos perdido la mitad de nuestros humedales desde 1900 y estamos perdiendo aproximadamente 13 millones de hectáreas de bosque por año – el equivalente al tamaño de 32 millones de campos de fútbol.

Historia de éxito: The Nature Conservancy protege ríos, lagos y terrenos naturales en 30 países y en los 50 estados. Una nueva solución interesante es Water Funds que permite que la gente que vive en ciudades invierta en la protección de las fuentes de agua de la naturaleza.

Uso del agua agrícola y sus impactos

Los campos y las haciendas producen la comida, el algodón y otros productos que necesitamos y deseamos. Pero la agricultura da cuenta del 70% del agua que se extrae de ríos, lagos y aguas subterráneas. Y según un estudio realizado por EPA, la agricultura es la fuente principal de deficiencia de las fuentes de agua dulce de EE. UU.

Si el exceso de fertilizantes se vierte en ríos y lagos puede causar brotes de algas que generan problemas de sabor y olor en el agua potable y, en algunos casos, puede causar problemas de salud. Las aguas cargadas con nitrógeno también pueden dañar a los peces y otros animales y contribuyen a la hipoxia del golfo, o “zona muerta”, en el Golfo de México.

Historia de éxito: The Nature Conservancy está trabajando con socios para ayudar a los agricultores a tener acceso a nuevas prácticas y tecnologías que reducen el uso de agua y los impactos sobre las fuentes de agua. Un ejemplo excelente es una asociación en Flint River en Georgia, donde los agricultores ahorran millones de galones de agua por año.

Calentamiento global y cambio climático

Las temperaturas más altas como consecuencia del calentamiento global están evaporando los suministros de agua y reduciendo las lluvias, lo que exacerba la escasez de agua. Un estudio reciente realizado en conjunto por los científicos Rob McDonald y Carmen Revenga de Conservancy proyecta que mil millones de residentes de ciudades de todo el mundo vivirán con menos de 100 litros de agua por día para 2050.

El estudio dice que otros 100 millones de personas de ciudades podrían sufrir escasez de agua debido a los impactos del cambio climático mientras que hasta 3 mil millones podrían sufrir escasez de agua como mínimo durante un mes del año.

Historia de éxito: Todos los años, la destrucción de la selva tropical da cuenta de aproximadamente el 15% de la contaminación global por carbono que está calentando a nuestro planeta – aproximadamente la misma cantidad que todo el sector del transporte. The Nature Conservancy está trabajando en lugares tales como Berau, Indonesia para ayudar al país a conservar las selvas tropicales y al mismo tiempo fomentar un desarrollo económico compatible con la selva tropical para sus comunidades y negocios.

Prácticas corporativas

Todas las industrias usan agua para fabricar los productos que necesitamos y deseamos. Gran parte es agua “oculta”. Por ejemplo, para fabricar una libra de plástico se necesitan 24 galones de agua. Algunos son más cuidadosos que otros con el uso de agua y los impactos. A medida que más empresas comiencen a buscar formas de reducir el consumo de agua, se necesitarán nuevos métodos y una nueva ciencia para efectuar cambios de políticas que beneficiarán a las fuentes de agua.

Historia de éxito: Los científicos de Nature Conservancy están ayudando a liderar una nueva ciencia que pueda controlar el agua “oculta” en la cadena de abastecimiento de una empresa y desarrollando directrices para reducir el consumo de agua.

Ciudades – Uso del agua y sus impactos

El agua de lluvia lleva la contaminación de las ciudades hacia los ríos y lagos, y la mayoría de las ciudades no toman medidas suficientes para evitar la escorrentía. Según EPA, el 40% de los ríos y lagos inspeccionados de EE. UU. no cumplen con las normas de calidad del agua. La escorrentía urbana es uno de los principales culpables.

La calidad del agua no es el único problema. Las cañerías añejas y con filtraciones gastan 7 mil millones de galones de agua potable por día solo en Estados Unidos. Y la mayoría de las ciudades no toman medidas de emergencia hasta que la sequía es severa.

Historia de éxito: The Nature Conservancy está lanzando nuevos proyectos para ayudar a las ciudades a usar menos agua y reducir la escorrentía. Un ejemplo excelente es un proyecto en el cual los estudiantes de nuestro programa LEAF construyeron un jardín de lluvia en Camden, NJ.

Lecciones de un río en llamas

Lamentablemente, la lista de problemas con el agua continúa – contaminación industrial, los impactos para el agua de la generación de energía y muchos más. Pero hay esperanza.

El río Cuyahoga antiguamente era considerado uno de los ríos más contaminados de Estados Unidos — un artículo de la revista TIME de 1969 lo apodó como el río que “exuda en vez de fluir” después que el río literalmente se prendió fuego por los desechos flotantes y el aceite. Pero gracias a los tantos años de trabajo intenso que llevaron a cabo agencias, organizaciones y miembros de la comunidad, ello ha cambiado.

Si bien el río todavía debe mejorar, hoy el agua es limpia, las especies volvieron y el río se ha convertido en una fuente de valor social y cultural para los residentes de Cleveland. Y el lago Erie, en el cual fluye el río Cuyahoga y que también fue considerado “biológicamente muerto” en la década de 1960, ahora proporciona la mayor pesca de los Grandes Lagos.

Nuestro planeta está lleno de ríos y lagos enfermos. El río Cuyahoga River nos recuerda hasta dónde pueden llegar las cosas. Pero también nos recuerda lo que podemos lograr si nos unimos y tomamos medidas audaces para restaurar y proteger nuestras aguas.

Infórmese sobre qué podemos hacer para proteger las fuentes de agua de todo el mundo.

Estadísticas obtenidas de UN Water, Comisión Mundial del Agua para el Siglo XXI, Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés), Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y Tarjeta de Informe para la Infraestructura de América.

¿Qué podemos hacer nosotros para concienciar al mundo que debemos consumir el agua de forma eficiente?

Plantar un árbol en tu jardín, en el jardín de un amigo u otro espacio. Los árboles ayudan a mantener la tierra en su lugar, evitando que vaya a nuestros arroyos y lagos; así ayudan a disminuir la velocidad del agua, lo que reduce las inundaciones y permite que una mayor cantidad de agua lluvia se filtre en las reservas de aguas subterráneas.
El riego de jardines es la mayor fuente de consumo doméstico de agua, tomar algunas medidas pueden reducir el impacto.

Regar el patio o jardín temprano en la mañana o por la tarde al anochecer, ya que el agua se evaporará con menos rapidez.
Ajustar los rociadores para evitar el riego sin sentido en aceras o áreas pavimentadas.
Barrer los patios y aceras en vez de manguerear, ya que esto ocasiona gasto de agua y acarrea contaminantes hacia los sistemas de agua dulce.Cuanto tienen que aprender muchos Ayuntamientos que es mejor barrer que manguear.
Limitar el uso de pesticidas. Los pesticidas son la única sustancia que introducimos intencionalmente en nuestro medio ambiente para matar cosas vivas. Estos son potencialmente peligrosos para la gente, las mascotas, la flora y fauna y finalmente serán acarreados a nuestra fuente de agua dulce.

Cuando hagas caminatas en ecosistemas naturales, evitar contener materias invasivas en sus elementos como botas, maletas, etc. Las semillas de especies de plantas invasivas pueden trabarse en las botas u otros elementos; causando muchos problemas de agua como incrementar la absorción de agua que las especies nativas tienen, y el acarreo de erosión y bacterias hacia los ríos y lagos.
Ofrecer tu apoyo voluntario para un evento de limpieza de arroyos o restauración de humedales.
Hacer excursiones en el ríos y lagos y llevar a otras personas. Despertar su interes por actividades acuáticas: nade, haga kayak, viaje en canoa, etc. Las personas protegemos las cosas que nos interesan.

¿Qué puedes hacer tú para preservar el agua en el hogar?

En el hogar: 5 cosas que pueden ayudar

Usar la lavadora y el lavavajillas solo cuando están llenos. Las cargas grandes significan menor cantidad de agua utilizada. Ahorrar energía apagando la función secado automático y dejar que la vajilla se seque de forma natural.
Tomar duchas más cortas. Y cerrar el grifo mientras te cepillas los dientes. Toda esa agua limpia se va por las cañerías.
Apagar las luces y desenchufar los cargadores. El agua se consume en todas las formas de generación de energía. Para mantener una bombilla de luz de 60 vatios encendida durante 12 horas, se necesita más de 4 galones de agua.
Usar productos de limpieza biodegradables. El agua con estos productos se va por las cañerías y llega a los arroyos, ríos y bahías, contaminando importantes fuentes de agua.
Reemplazar la carne en una de las comidas de la semana. Para producir una hamburguesa, se utilizan alrededor de 600 galones de agua.

El agua potable se acaba, causas y soluciones

¿Qué es la crisis del agua potable?

Muchas personas no entienden que en un planeta cuyo 71% es agua pueda haber una crisis de la misma porque el líquido elemento se acabe. Pero existen muchas cuestiones al respecto, como que la gran mayoría de ese porcentaje no es agua potable, sólo lo es el 2,53% del total. Dentro del cual un porcentaje está en los casquetes polares y otro sufre de diferentes alteraciones, la mayoría por intervención humana.

Estas alteraciones producen que grades cantidades de agua potable se conviertan en no aptas para el uso humano, tanto para consumo directo (beber, cocinar, asearse) como indirecto (regar cultivos, limpiar casas o coches, etc.)

Escasez de agua en el mundo por contaminación

La contaminación de los ríos y los acuíferos subterráneos es producida mayoritariamente a través del vertido de residuos industriales. Aunque en gran medida también por los desechos que arrojamos desde los desagües de nuestras casas, lo que en una gran ciudad supone toneladas de estos a diario.

También los residuos de la agricultura, como los pesticidas. Todo lo cual reduce las cantidades de agua potable o apta para el consumo humano en sus diferentes posibilidades. Por no hablar de los accidentes industriales o nucleares, escasos pero desastrosos.

Disminución del agua potable por crecimiento de la población

La población mundial sigue creciendo y el estilo de vida cada vez más occidentalizado invita poco al consumo racional del agua. Por otro lado, la agricultura consume el 70 % del agua potable utilizada por el hombre. A medida que crezca la demanda alimenticia también subirá el consumo de este elemento fundamental para la vida.

Si la población sigue aumentando a este ritmo actual, de los 6.000 millones actuales pasarán a ser 8.900 millones en el 2050. La exigencia de agua potable o agua dulce será muy delicada para esas fechas si no se ejercen cambios para solucionar el problema desde ya porque según el último informe de Naciones Unidas 7.000 millones de personas sufrirán escasez de agua en ese 2050.

Disminución del agua potable por medios naturales

El calentamiento global está produciendo una menor incidencia de lluvias en algunas partes del mudo, la cual es una de las mayores fuentes de agua potable. Las erupciones volcánicas y los terremotos contaminan las aguas subterráneas y ríos con gases tóxicos.

Soluciones gubernamentales

Los gobiernos deben encaminar sus políticas ambientales y económicas a una mejor gestión del agua. Por ejemplo, uno de los sectores donde más agua se gasta, como es la agricultura, cuenta con un alto porcentaje de deficiencia en la administración de la misma.

Veamos algunos ejemplos de acciones gubernamentales para paliar esta crisis:

Una mayor educación de la ciudadanía en el ahorro del agua.
Control del crecimiento de la población.
La implantación del riego por goteo da una eficiencia excelente en el ahorro de agua potable.
Tratar agua residual para convertirla en apta para el riego, bien agrícola o por lo menos para parques y jardines.
Más desalinizadoras, pero buscando nuevas tecnologías ya que las actuales suponen mucho gasto energético y desechos de salmuera (aunque ésta puede ser reutilizada).

Soluciones desde casa a la crisis del agua potable.

Veamos qué hacer desde casa para luchar contra la crisis del agua:

Exigir a nuestros políticos soluciones gubernamentales a la escasez de agua potable.
Cerrar los grifos mientras nos enjabonamos, nos afeitamos o nos cepillamos los dientes.
Lavar el coche con cubos y no con manguera.
Informar de cualquier fuga que veamos en la calle, arreglar las pérdidas de agua de casa, grifos o cisternas que gotean, etc.
Poner la lavadora al máximo de ropa permitido.
Regar el jardín durante las horas de menor calor o el agua se evaporará.
Educa a tus hijos en el uso eficiente del agua potable y el tesoro que supone ésta.
Utiliza cisternas de WC con dispositivo de ahorro. Un sistema para reducir el consumo de la cisterna convencional es poner dentro una botella de uno o dos litros llena de agua.

Somos millones de personas las que desde nuestras casas suponemos una masa crítica y miles de millones de litros de agua potable ahorrada o desperdiciada, según gestionemos el líquido elemento. Por tanto, no subestimemos lo que nuestro grano de arena puede suponer para este y otros problemas medio ambientales.

Pelotas negras para luchar contra la sequía en Los Ángeles

http://www.losreplicantes.com/articulos/pelotas-negras-sequia-los-angeles/

10 cosas que suceden cuando tienes un día sin agua

http://www.expoknews.com/10-cosas-que-suceden-cuando-tienes-un-dia-sin-agua/

Hoy dia mundial del retrete.

Este año, el Día Mundial del Retrete se centra en el vínculo entre el saneamiento y la nutrición para llamar a la atención sobre la importancia de los aseos a la hora de tener una mejor nutrición y una mejor salud. La falta de acceso al agua potable y letrinas, junto con la ausencia de buenas prácticas de higiene, son algunas de las causas subyacentes de una mala nutrición.

El objetivo de este Día es crear conciencia acerca de las personas que no tiene acceso a un retrete en todo el mundo, a pesar de ser un derecho humano el disponer de agua potable y un buen saneamiento.

En este Día se anima a todo el mundo a ayudar a promover la idea de que aún queda mucho por hacer. Para ellos se sugiere la organización de exposiciones, escribir una canción sobre el retrete, ofrecer una cena o dibujar una caricatura, cualquier cosa que demuestre que no podemos esperar más y que todo el mundo debe tener acceso a un retrete.

36 CURIOSIDADES SOBRE EL AGUA

1.- Está demostrado que las moléculas del agua cambian según distintas vibraciones.
2.- El agua tiene personalidad. Sus moléculas cambian según los estímulos que el agua reciba.
3.- El agua tiene memoria. Es capaz de recordar estímulos y de formar la misma composición que alcanzó la última vez que recibió dicho estímulo.
4.- Aproximadamente el 65% de nuestro cuerpo está formado de agua.
5.- Este porcentaje aumento en los bebés, en los que puede llegar a ser del 78%.
6.- Más del 70% de la superficie del planeta está cubierta de agua.
7.- Esto equivale a 525 millones de metros cúbicos de agua.
8.- Más del 95% del agua natural del planeta es agua salada.
9.- El hielo flota e el agua porque el agua es un 10% menos pesada en estado sólido.
10.- Existen más de 80.000 sustancias catalogadas capaces de contaminar el agua.
11.- El 20% del agua de la Tierra se encuentra bajo Tierra o en vapor de agua.
12.- Para ducharnos utilizamos una media de 75 litros de agua.
13.- Un grifo que gotea está desperdiciando hasta 50 litros de agua por día.
4.- Hay más agua en la atmósfera que en todos los ríos del planeta juntos.
15.- El agua solo permanece 5 minutos en el estómago de una persona.
16.- 750 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso al agua potable.
17.- En Nueva York se consumen más de 130 millones de litros de agua cada dia.
18.- Los huesos humanos son agua en un 25%.
19.- Más de 2.000 millones de personas consumen agua sin control sanitario.
20.- Más de 1.500 millones de personas en el mundo consumen agua contaminada con heces.
21.- En diversos lugares de África, han de caminar un mínimo de 10 KM al día para poder tener agua.
22.- Para producir una coca-cola se necesitan 200 litros de agua.
23.- En Norteamérica se consume casi el triple de agua que en Europa.
24.- El agua contiene el 66% de la masa del cuerpo humano.
25.- Esto se traduce en unos 37 litros de agua.
26.- Menos del 3% del agua que se puede encontrar en el planeta es agua dulce.
27.- Solo 7 de cada 1.000 litros de agua de La Tierra son potables.
28.- Una persona consume a lo largo de su vida alrededor de 70.000 litros de agua.
29.- Dos tercios del agua que gastamos en el hogar, la gastamos en el baño.
30.- Al tomar un baño en vez de ducharnos estamos gastando aproximadamente el triple de agua.
31.- Estados Unidos consume aproximadamente 1,5 billones de litros de agua cada día.
32.- El cerebro del ser humano está compuesto por agua en un 75%.
33.- El porcentaje de agua en sangre es del 83%.
34.- La ausencia de agua causa más de 5.000 muertes cada día en el mundo subdesarrollado.
35.- Para tener sed, basta con que hayas perdido el 1% de agua de tu cuerpo.
36.- El agua es inolora, incolora e insípida. Ah, disculpa, esto ya lo sabías, ¿verdad?

50 datos curiosos sobre el agua

La Tierra contiene unos 525 millones de kilómetros cúbicos de agua. La cantidad de agua que contiene nuestro planeta no ha disminuido ni aumentado en los últimos dos mil millones de años.
Durante un perí­odo de 100 años, una molécula de agua pasa 98 años en el océano, 20 meses en forma de hielo, 2 semanas en lagos y rí­os y menos de una semana en la atmósfera.
El agua es el principal regulador de la temperatura terrestre.
El agua es la única sustancia presente en la Naturaleza que puede encontrarse tanto en forma sólida, como lí­quida o gaseosa. Los cambios de estado del agua (que existe en su mayor parte en estado lí­quido) se producen debido a la cercaní­a de sus moléculas. Cuanto más próximas se encuentran las moléculas entre sí­, el agua adopta el estado sólido; cuando están más separadas, asume el estado gaseoso.
El agua disuelve más sustancias que cualquier otro lí­quido.
Cada dí­a, el Sol evapora más de un billón de toneladas de agua, que permanece en la atmósfera hasta que vuelve a la superficie en forma de precipitaciones.
Un solo árbol pierde por evaporación 265 litros de agua por dí­a. Una hectárea de maí­z evapora por dí­a más de 30 mil litros de agua.
El 97% del agua se encuentra en los océanos, y el 2% permanece congelada.
El agua congelada pesa un 9% menos que el agua en estado lí­quido. Es por eso que el hielo flota sobre el agua.
Para que el agua sea salada, basta con que contenga una milésima parte de su peso en sal.
El 80% del agua que se encuentra en los continentes está en la superficie. El 20% restante se encuentra bajo tierra o en forma de vapor de agua atmosférico.
Sólo el 2.5% del agua que existe en la Tierra es agua dulce. De esa cantidad, el 0.5% se encuentra en depósitos subterráneos y el 0.01% en rí­os y lagos.
El 90% de los recursos disponibles de agua dulce del planeta están en la Antártida.
Sólo el 0.007% del agua existente en la Tierra es potable, y esa cantidad se reduce año tras año debido a la contaminación.
Más de 1100 millones de personas en el mundo carecen de acceso directo a fuentes de agua potable.
Millones de mujeres y niños deben caminar más de 10 kilómetros diarios para conseguir agua potable.
La falta de agua potable causa la muerte de 4500 niños por dí­a, en su mayorí­a pertenecientes a los paí­ses en desarrollo.
Cada año mueren 3 millones y medio de personas debido a enfermedades relacionadas con la calidad del agua. El 98% de esas muertes se producen en los paí­ses en ví­as de desarrollo.
El cuerpo humano contiene en promedio unos 37 litros de agua, lo que equivale al 66% de la masa corporal de un adulto.
El cerebro humano es un 75% agua.
Los huesos humanos son un 25% agua.
La sangre humana es un 83% agua.
Una persona puede sobrevivir un mes sin alimentarse, pero sólo siete dí­as como máximo sin beber agua.
Para vivir saludablemente, una persona debe consumir unos dos litros de agua por dí­a, consumiendo a lo largo de su vida más de 75 mil litros de agua. No toda el agua que se consume diariamente se bebe; casi todos los alimentos aportan un porcentaje de agua al organismo.
Cuando una persona siente sed, es porque ha perdido más del 1% del total de agua de su cuerpo.
Así­ como el agua regula la temperatura del planeta, también regula la temperatura del cuerpo humano. Por eso es necesario beber grandes cantidades de agua cuando se tiene fiebre.
Beber agua en exceso y muy rápidamente puede provocar una intoxicación, ya que el exceso de agua diluye los niveles de sodio en la sangre y provoca un desequilibrio en el nivel de agua del cerebro.
El agua abandona el estómago de una persona a los cinco minutos de haberla bebido.
El agua salada no se puede beber porque provoca deshidratación: el organismo termina eliminando mucha más agua de la que consume.
Estados Unidos consume más de 1300 millones de litros de agua por dí­a.
Los norteamericanos consumen cinco veces más agua que los europeos.
En promedio, las personas utilizan por dí­a 190 litros de agua.
Más de dos tercios del agua consumida en el hogar se utilizan en el baño.
La descarga de un inodoro consume entre 7.5 y 26.5 litros de agua.
Durante una ducha de sólo cinco minutos se utilizan entre 95 y 190 litros de agua.
Se consume menos agua durante un baño de inmersión que al ducharse.
Una canilla que gotea desperdicia más de 75 litros de agua por dí­a.
Menos del 1% del agua tratada por los mecanismos sanitarios se utiliza para beber o cocinar.
Existen más de 70 mil sustancias conocidas que contaminan el agua.
Las reservas de agua subterráneas abastecen al 80% de la población mundial. El 4% de esas reservas ya está contaminado.
Las principales fuentes de contaminación están asociadas con la actividad industrial posterior a la Segunda Guerra Mundial hasta nuestros dí­as.
Cada año se arrojan al mar más de 450 kilómetros cúbicos de aguas servidas. Para diluir esta polución se utilizan 6000 kilómetros cúbicos adicionales de agua dulce.
Con sólo cuatro litros de nafta se puede contaminar hasta 2.8 millones de litros de agua.
Los animales de agua dulce se están extinguiendo cinco veces más rápido que los animales terrestres.
Se necesitan 5680 litros de agua para producir un barril de cerveza.
Se necesitan 450 litros de agua para producir un solo huevo de gallina.
Se necesitan unos 25700 litros de agua por dí­a para producir los alimentos que consume una familia de cuatro personas.
Se necesitan 7000 litros de agua para refinar un barril de petróleo crudo.
Se necesitan 148 litros de agua para fabricar un automóvil.
Se necesitan 200 litros de agua para producir un solo litro de Coca-Cola.