Conclusiones sobre el agua embotellada.

Beber agua embotellada contribuye a enriquecer a las grandes multinacionales, supone un acto inmoral y opulento completamente innecesario, no es más saludable que el agua del grifo, genera toneladas de deshechos que tardan siglos en descomponerse y convierte nuestros mares en vertederos. Por lo tanto, unámonos a las iniciativas de las ciudades más vanguardistas y consideremos por un momento la posibilidad de desoír los dictámenes de la publicidad y el marketing, centrándonos en lo que tiene más sentido, que es beber el agua pública.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s