Archivo mensual: mayo 2015

“Una monstruosidad”

El periodista, conocido por investigar casos de corrupción que no muchos se atreven a denunciar, se internó en la comunidad durante más de dos años. Lo que encontró lo describe en una sola palabra: “monstruosidad”. Y lo explica contando lo difícil que es ver cómo miles de niños mueren sin que el Estado actúe. A Guillén lo llevó hasta allí un trabajo periodístico que hacía sobre el gobernador de La Guajira, Francisco Gómez, quien en la actualidad está detenido, investigado por el delito de homicidio. Fue allí donde encontró que la indiferencia de un país estaba exterminando una comunidad indígena.

“Además de la corrupción de la región, el único río de la zona lo represaron, por lo que desde hace más o menos tres años el agua dejó de correr”, cuenta el periodista, que espera que el documentalno solo sirva como prueba ante la CIDH, sino también para abrirle los ojos a quienes no se han atrevido a ver la triste realidad.

“Los torrentes de agua subterránea también han sido afectados, antes se podía tomar líquido a tan solo 20 metros de profundidad, ahora están a más de 60. Es casi imposible. La gente allí vive en peores condiciones que en cualquier país de África y lo más triste es que es una región que recibe millonarias regalías, pero nunca nada llega a la comunidad”, afirma el periodista.

La abogada Sáchica, directora del consultorio jurídico de la universidad Jorge Tadeo Lozano, explica que decidió tomar el caso tras la visita el año pasado de Rojas que, como líder indígena, relató lo que vivían los miembros de su comunidad. “Vimos que había una sistemática vulneración de garantías y derechos fundamentales como consecuencia del olvido e indiferencia estatal. Encontramos que los niños se están muriendo por múltiples causas evitables. Una es la falta de agua y de alimentos; problemas que desencadenan otros que agravan la situación”, asegura Sáchica.

Otra de las pruebas que esperan que sirvan ante las instancias internacionales es un informe de la Defensoría de Pueblo, que el año pasado inspeccionó el territorio. El documento resume la tragedia en una frase: “La constante del departamento de La Guajira es el sufrimiento: de las madres que han perdido a sus hijos e hijas; de los niños y niñas que caminan bajo el ardiente sol en busca de agua; y del pueblo Wayúu acorralado por el hambre, la violencia y la corrupción”.

Tips para ahorrar agua

Existen varias maneras de ahorrar agua, y todas comienzan con usted. Aquí le dejamos algunas recomendaciones.

– Cuando lave los platos a mano, no deje el agua corriendo mientras los enjuaga.
– Ajuste los aspersores de manera que riegue solo el césped, y no la casa, la acera o la calle.
– Siembre las plantas en la primavera o el otoño, cuando requieren menos agua.
– Lave sus verduras en el fregadero o en una olla parcialmente llenos de agua, en lugar de debajo del grifo.
– Use una escoba en lugar de una manguera para lavar la entrada de autos o la acera y ahorre 300 de litros de agua cada vez.
– Guarde el agua usada para enjuagar verduras, y vuelva a utilizarla para regar las plantas de la casa.
– Chequear si hay fugas en los grifos, tuberías y mangueras del exterior.
– Instale inodoros de bajo volumen de agua.
– Ponga colorante de alimentos en el tanque de agua del inodoro. Si esta se filtra a la taza, tiene un salidero. Estos son fáciles de arreglar y puede ahorrarse más de 26 mil litros al año.
– No use agua corriente para descongelar alimentos. Descongélelos en el refrigerador para ahorrar agua, y por seguridad del alimento.
– Cuando lave la ropa, ponga el agua al mismo nivel de la carga.
– Enséñeles a sus hijos a cerrar bien los grifos después de cada uso.
– Deje remojando sus ollas y sartenes en lugar de dejar el agua corriendo mientras las raspa para limpiarlas.
– Aunque los fertilizantes promueven el crecimiento de las plantas, también aumentan el consumo de agua. Aplique la cantidad mínima de fertilizante que necesite.
– Cierre el grifo mientras se cepilla los dientes y ahorrará 11 litros de agua por minuto.
– Cierre la llave del agua cuando se esté lavando el pelo, y ahorrará más de 180 litros a la semana.
– Bañe a sus mascotas en el exterior en un lugar que necesite agua.
– Lavar la ropa oscura en agua fría ahorra agua y energía, y al mismo tiempo ayuda a que la ropa.
– Cierre el grifo mientras se afeita y ahorrará más de 370 litros a la semana.

Recuerda: Haga algo cada día para ahorrar agua. ¡Cada gota cuenta!

Hallan agua en casco de astronauta de la EEI tras caminata espacial

La NASA ya había informado su preocupación sobre la seguridad de los trajes espaciales.

Dos astronautas de la Estación Espacial Internacional (EEI) terminaron el miércoles una segunda caminata espacial de rutina, pero el hallazgo de agua en el casco de uno de ellos elevó preocupaciones sobre la seguridad de los trajes de la NASA.

Barry Wilmore, comandante de la tripulación de seis miembros de la estación, y Terry Virts, un ingeniero de vuelo, salieron de la estación para instalar los equipamientos necesarios para el amarre de futuras cápsulas comerciales estadounidenses tripuladas a partir de 2017. Pero, al completar el retorno, se había formado una acumulación de agua “en la parte frontal de su casco (de Virts) a la altura de los ojos”, dijo la astronauta italiana Samantha Cristoforetti a la misión de control en Houston, Texas (sur de EEUU).

La acumulación de agua era “de cerca de tres pulgadas (7,6 cm) de diámetro”, dijo Cristoforetti. Virts no estaba en peligro, si bien la cantidad de agua aumentó respecto al primer momento en que el astronauta la percibió.

Los dos mecánicos espaciales se reintegraron a la cámara de descompresión de la EEI a las 18H34 GMT, luego de una salida de seis horas 43 minutos.

Virts no reportó ningún problema durante la salida y el comentador de la NASA Rob Navias dijo que el problema no era “tan severo” como cuando casi se ahogó el italiano Luca Parmitano, quien debió volver a toda prisa a la estación en 2013 cuando comenzó a acumularse agua en su casco.

Precisamente la semana pasa, la NASA había informado que sus ingenieros estaban preocupados por frecuentes problemas en los sistemas de control de temperatura de los trajes espaciales, entre ellos el agua y la condensación.

Estas salidas fuera de la EEI apuntan a la instalación de nuevos equipos para permitir el acoplamiento de las futuras dos naves de las empresas privadas SpaceX y Boeing, que transportarán a los astronautas a la Estación a partir de 2017 en virtud de contratos con la Nasa.

Wilmore y Virts efectuaron la primera salida de más de seis horas.

Así son los ‘falsos’ impuestos ambientales que afectarán a la tarifa eléctrica

El Tribunal Supremo acaba de obligar al Gobierno a modificar la Orden de Peajes de 2013 para incluir en ella el canon eólico de Castilla y León, al objeto de que sea repercutido exclusivamente a los consumidores de electricidad de la Comunidad Autónoma. Siguiendo el principio de unidad de la tarifa eléctrica en todo el territorio nacional, el Gobierno no lo había hecho, sino que lo había trasladado al conjunto de los Españoles.

Al igual que Castilla y León, otras comunidades autónomas han establecido impuestos y cánones sobre la energía, considerándolos impuestos ambientales. Tras la sentencia del Supremo, se abre la posibilidad de que estos impuestos, de escasa entidad, también incidan en el recibo de la luz de los territorios que los tienen implantados.

El informe preparado por la Comisión Lagares el año pasado para asesorar al Gobierno con vistas a la reforma fiscal los analiza con detalle y en no pocos casos los considera “aparentemente” o “pretendidamente” o “supuestamente” ambientales, porque no responden a la finalidad de modificar conductas dañinas para el medio ambiente por medio de la internalización de costes, sino a incrementar su capacidad recaudatoria, sin necesidad de sufrir el desgaste político que conllevaría subir otros impuestos mucho más sensibles, como el tramo del IRPF sobre el que tienen competencias.

Los impuestos autonómicos de carácter ambiental o pretendidamente ambiental afectan en el ámbito energético a las centrales nucleares, a las instalaciones convencionales de energía eléctrica, a los parques eólicos, a las redes de transporte de electricidad y a los embalses.

Las comunidades autónomas también obligan a tributar a muchas otras actividades con la excusa del medio ambiente, aunque poco o nada tengan que ver con él. Como ejemplos encontramos las instalaciones telefónicas, el depósito de residuos, las bolsas de plástico, las emisiones de CO2, el turismo, las superficies comerciales, etc.

Eólica e hidráulica

Los cánones eólicos y los impuestos sobre el agua embalsada son los mejores ejemplos de estos gravámenes impostores. El primero está implantado en Castilla-La Mancha y Galicia, además de Castilla y León, y el segundo en Galicia y en Castilla y León.

La Comisión Lagares califica de “un tanto barroco” el hecho imponible del canon eólico: la generación de impactos visuales y medioambientales adversos. Las empresas eólicas siempre han considerado absurdo que por un lado se prime la producción eléctrica renovable de los molinos por motivos ambientales, y, a la vez, se le grave por lo mismo.

Y respecto al impuesto sobre el agua embalsada, resulta que sólo afecta a la producción hidroeléctrica, quedando eximidas otras actividades, como el abastecimiento a poblaciones o el regadío.

Los expertos en tributación lo tienen claro: recomiendan que se eliminen y que se diseñe una auténtica fiscalidad ambiental nacional que no distorsione el mercado. La tarifa eléctrica, mientras tanto, debe tenerlos en cuenta… Y discriminar.

AHORA LA ECONOMÍA CIRCULAR

Ya sabemos que todo va por modas, gustos y/o manías y cada vez estamos oyendo más el término de economía circular, pues para todos mis lectores les voy a comentar en qué consiste este término usado cada vez más habitualmente.

«Una Europa que utilice eficazmente los recursos» es una de las siete iniciativas emblemáticas que forman parte de la estrategia Europa 2020 que pretende generar un crecimiento inteligente, sostenible e integrador. Actualmente es la principal estrategia de Europa para generar crecimiento y empleo, con el respaldo del Parlamento Europeo y el Consejo Europeo.

Esta iniciativa emblemática pretende crear un marco político destinado a apoyar el cambio a una economía eficiente en el uso de los recursos y de baja emisión de carbono que nos ayude a:

–   mejorar los resultados económicos al tiempo que se reduce el uso de los recursos;

–   identificar y crear nuevas oportunidades de crecimiento económico e impulsar la innovación y la competitividad de la UE;

–   garantizar la seguridad del suministro de recursos esenciales;

–   luchar contra el cambio climático y limitar los impactos medioambientales del uso de los recursos.

Esta iniciativa emblemática ofrece un marco de medidas a largo plazo y, de manera coherente, otras a medio plazo entre las cuales ya está identificada una estrategia destinada a convertir a la UE en una «economía circular» basada en una sociedad del reciclado a fin de reducir la producción de residuos y utilizarlos como recursos.

La economía circular es un concepto económico que se incluye en el marco del desarrollo sostenible y cuyo objetivo es la producción de bienes y servicios al tiempo que reduce el consumo y el desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía. Se trata de implementar una nueva economía, circular -no lineal-, basada en el principio de «cerrar el ciclo de vida» de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía.

  • Aspectos de la economía circular

La economía circular es la intersección de los aspectos ambientales y económicos.

El sistema lineal de nuestra economía (extracción, fabricación, utilización y eliminación) ha alcanzado sus límites. Se empieza a vislumbrar, en efecto, el agotamiento de una serie de recursos naturales y de los combustibles fósiles. Por lo tanto, la economía circular propone un nuevo modelo de sociedad que utiliza y optimiza los stocks y los flujos de materiales, energía y residuos y su objetivo es la eficiencia del uso de los recursos.

La economía circular es generadora de empleo. El sector de la gestión de los residuos representa en España miles de puestos de trabajo.

En un contexto de escasez y fluctuación de los costes de las materias primas, la economía circular contribuye a la seguridad del suministro y a la reindustrialización del territorio nacional.

Los residuos de unos se convierten en recursos para otros. El producto debe ser diseñado para ser deconstruido. La economía circular consigue convertir nuestros residuos en materias primas, paradigma de un sistema de futuro. Finalmente, este sistema es un sistema generador de empleo local y no deslocalizable.

  • Funcionamiento de la economía circular

La economía circular descansa en varios principios:

–    La eco-concepción: considera los impactos medioambientales a lo largo del ciclo de vida de un producto y los integra desde su concepción.

–    La ecología industrial y territorial: establecimiento de un modo de organización industrial en un mismo territorio caracterizado por una gestión optimizada de los stocks y de los flujos de materiales, energía y servicios.

–    La economía de la “funcionalidad”: privilegiar el uso frente a la posesión, la venta de un servicio frente a un bien.

–    El segundo uso: reintroducir en el circuito económico aquellos productos que ya no se corresponden a las necesidades iniciales de los consumidores.

–    La reutilización: reutilizar ciertos residuos o ciertas partes de los mismos, que todavía pueden funcionar para la elaboración de nuevos productos.

–    La reparación: encontrar una segunda vida a los productos estropeados.

–    El reciclaje: aprovechar los materiales que se encuentran en los residuos.

–    La valorización: aprovechar energéticamente los residuos que no se pueden reciclar.

  • Actores de la economía circular

La economía circular se dirige tanto a los actores públicos encargados del desarrollo sostenible y del territorio, como a las empresas que buscan resultados económicos, sociales y ambientales, como a la sociedad que debe interrogarse acerca de sus necesidades reales.

  • Beneficios de la economía circular

El desarrollo de la economía circular debería ayudar a disminuir el uso de los recursos, a reducir la producción de residuos y a limitar el consumo de energía. Debe participar igualmente en la reorientación productiva de los países. En efecto, además de los beneficios ambientales, esta actividad emergente es creadora de riqueza y empleo (incluyendo las del ámbito de la economía social) en todo el conjunto del territorio y su desarrollo debe permitir obtener una ventaja competitiva en el contexto de la globalización.

Recientemente, el Comisario Europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, durante el 3º Fórum Internacional sobre Economía – Eficiencia de los recursos, señaló que «es necesario transformar Europa en una economía eficiente en los recursos, aunque solo la eficiencia no es suficiente. También hay que asegurarse de que una vez que hemos utilizado nuestros productos, nuestros alimentos y nuestros inmuebles, seleccionamos los materiales de estos y los usamos una y otra vez. Cada año, en Europa, se utilizan un promedio de 16 toneladas de materiales por persona para mover nuestra economía. Y además, alrededor de 6 toneladas por persona se convierten en residuos. Por otra parte, casi la mitad de los residuos generados terminan en vertederos.

La parte integral del enfoque de la UE para la eficiencia de los recursos debe desmarcarse de la economía lineal -donde se extraen los materiales de la tierra para fabricar los productos, usarlos y luego eliminarlos-, hacia una economía circular –donde los residuos y los subproductos, del final de vida de los productos usados, entran de nuevo en el ciclo de producción como materias primas secundarias. En definitiva, el uso de residuos como la principal fuente de materia prima fiable es esencial para la Unión Europea.

Existe una fuerte motivación económica y empresarial a favor de la economía circular y la eficiencia de los recursos. De hecho, la Comisión Europea, como órgano colegiado, ha adoptado la eficiencia de los recursos como un pilar central de su estrategia económica estructural Europa 2020».

La relación de la buena gestión de los residuos para la economía circular será un tema central de la Comisión en 2014. Debido a que los residuos son sólo una etapa en el ciclo de vida de los productos, la Comisión incluirá sus propuestas sobre residuos en un paquete mucho más amplio sobre la eficiencia de los recursos y la economía circular.

¿Este hielo transparente es un ‘fake’?

http://www.rtve.es/noticias/20150113/este-hielo-transparente-fake/1081890.shtml

Nuevas especies de bacterias habitan en el lugar más seco del mundo, en Chile

  • Está en el desierto de Atacama, con condiciones similares a Marte
  • Las bacterias sobreviven con una humedad del 14%
  • Puede servir para simular condiciones de vida marcianas.

El lugar más seco mundo se encuentra en el desierto de Atacama, en el norte de Chile. Los investigadores que lo han hallado aseguran que presenta unas condiciones similares a las del planeta Marte.

En este punto, denominado María Elena, habita, además, una nueva variedad de bacterias que han descubierto capaces de sobrevivir con una humedad de tan solo un 14% a un metro de profundidad, según los datos publicados en la revista Environmental Microbiology Reports y que recoge Sinc.

“En primera instancia nosotros buscábamos un lugar tan seco que nada fuera capaz de sobrevivir en él. Por lo tanto, nos causó cierta sorpresa que en el sitio descrito pudiéramos encontrar distintos tipos de bacterias a gran profundidad”, ha afirmado Armando Azúa-Bustos, investigador de la Pontificia Universidad Católica de Chile y del Blue Marble Space Institute of Science (EE. UU.).

Su línea de investigación pasa por entender la íntima relación entre el agua y la vida en la Tierra. Atacama es el desierto más seco y el más antiguo del mundo, pero hasta ahora se consideraba que el lugar exacto con menor humedad era Yungay, ahora desbancado por María Elena.

Aprovechamiento del agua subterránea

Los recursos hídricos subterráneos son la mayor fuente de agua potable y la de más fácil aprovechamiento existente. Aunque en la actualidad, casi un 50% del agua consumida en Andalucía proviene de aguas superficiales.

Los volúmenes de agua subterránea almacenados son por lo general mayores que los volúmenes en superficie. El abastecimiento a partir de estas aguas se ve afectado en menor medida en caso de sequías prolongadas.

El proyecto tiene programadas seis reuniones del Consorcio y tres workshops con diferentes agentes y expertos, incluidos en el proyecto como terceras partes.

Su desarrollo permitirá establecer una terminología armonizada para la presentación de informes de investigación de aguas subterráneas, un Sistema de Clasificación Hidrogeológico Investigación (HRC-SYS) y evaluar los conocimientos prácticos y científicos existentes en la Unión Europea dentro de este campo.

Kindra contempla además la creación de un Inventario Europeo de Investigación e Innovación en Aguas Subterráneas (EIGR) y el desarrollo de un Geoportal que servirá como herramienta de consulta abierta a gestores, investigadores y ciudadanía en general, sobre toda la información recopilada y actualizada durante el desarrollo del Proyecto.

Kindra está compuesto por seis entidades de cinco Estados miembro de la Unión Europea: la Universidad La Sapienza de Roma (Italia), la Federación Europea de Geólogos (Francia), La Palma Research S.L. (España), la Universidad de Miskolc (Hungría), el Geological Survey of Denmark and Greenland, GEUS, (Dinamarca) y la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que participa a través de la Agencia de Medio Ambiente y Agua, como soporte técnico de la Red de Información Ambiental de Andalucía (Rediam).

Horizonte 2020 es un programa marco de la Unión Europea que financia actividades de investigación y desarrollo. Entre 2014 y 2020, destina partidas a diferentes proyectos europeos cuyos objetivos sean crear una ciencia europea de excelencia, desarrollar tecnologías y sus aplicaciones para mejorar la competitividad europea e investigar en las grandes cuestiones que afectan a los ciudadanos europeos.

La voz de los expertos

Expertos como el Profesor Pedro Arrojo; Víctor Viñuales, Director Ejecutivo de Ecología y Desarrollo, o Josefina Maestu, Directora de la Oficina de Naciones Unidas de apoyo al Decenio “El agua, fuente de vida” 2005-2015, explican para En Portada los riesgos que corre un planeta que descuida su principal elemento. El profesor Arrojo, asegura que “la crisis del agua es triple: de sostenibilidad, de pobreza y de mala gobernanza por parte de los gobiernos”. Víctor Viñuales afirma que “la mala gestión del agua es un problema civilizatorio y la muestra del fracaso de quienes fuimos capaces de ir al planeta Marte pero no de proveer de agua a millones de seres humanos”.

Pedro Arrojo: La crisis del agua es triple: de sostenibilidad, de pobreza y de mala gobernanza por parte de los gobiernos.

CONCLUSIÓN:

El acceso universal al agua y su saneamiento, son dos de los grandes objetivos. Pero mientras el primero se va cumpliendo, aunque sea lentamente; el segundo, está lejos de alcanzarse. Y lo que está en juego es el futuro de millones de seres humanos, pendientes de un pacto con la naturaleza al que le falta la firma.

¿De quién es el agua?. Aunque Colombia se ufana de tener grandes recursos, la realidad es que cada vez tiene menos agua.

Es de todos y es de nadie.

De hecho, esta ambigüedad la hace aún más vulnerable.

Aunque Colombia es un país que se ufana de tener grandes reservas y de ser uno de los más biodiversos, “sus recursos naturales no son renovables sino limitados; hasta para la misma naturaleza el recurso es restringido”, dice Ricardo Lozano, exdirector del Ideam y consultor ambiental.

La más reciente crisis de sequía que vivió el país, hace seis meses, en regiones como Casanare o La Guajira parece demostrarlo.

Según el Ministerio del Medio Ambiente, “actualmente más de 400 municipios en Colombia, de los 1.120 que hay en todo el territorio nacional, tienen vulnerabilidad hídrica en época de bajas lluvias”. De acuerdo con datos del Ideam, actualmente Colombia tiene 2.265 kilómetros cúbicos de agua superficial; de estos, el 21 por ciento está en las regiones Andina y Caribe: de este porcentaje el 13 por ciento está en la cuenca Magdalena-Cauca y el 8 por ciento en la cuenca Caribe.

“Lo preocupante”, dice Ómar Franco, acual director del Ideam, es que “esas dos regiones concentran el 74 por ciento de la población colombiana y la mayor producción industrial, lo que quiere decir que el mayor gasto, la mayor presión y necesidad del recurso hídrico se concentran en esa región”.

La Amazonia, en cambio, concentra el 39 por ciento de la disponibilidad de agua del país, pero solo alberga el 2 por ciento de la población; paradójicamente, la mayor parte de esta no tiene acceso a agua potable ni saneamiento. Tal como lo determina un dato del Dane, el 56 por ciento de las familias en zonas rurales no tiene acceso a agua potable. Por su parte, la industria consume más de 35 mil millones de metros cúbicos al año.

La Fundación Natura tiene una posición: “la distribución equitativa del recurso es uno de los problemas más graves que tenemos en torno al uso del agua en Colombia. Nos comimos el cuento de que tenemos mucha, pero realmente el problema está en las zonas rurales, en donde tenemos una distribución inequitativa”, dice Clara Ligia Solano.
Por ello, Solano enfatiza, “no se trata de determinar quién es el dueño del agua, sino cómo la distribuimos de forma eficiente y nos hacemos responsables de su protección y uso racional”.

¿Quién y cómo se protege?

Surge entonces el otro interrogante: ¿quién la protege?

La Constitución del 91 habla de la obligación de preservar los recursos naturales, y delega, en primera instancia, al Estado para protegerlos, pero también al ciudadano, quien tiene un deber frente a su buen uso. Sin embargo, solo hasta el 2010 Colombia diseñó la Política Hídrica Nacional que organizó el territorio en cinco macrocuencas: Amazonas, Orinoquia, Caribe, Magdalena-Cauca y la Pacífico; 41 zonas hidrográficas y 309 subzonas. Dos años después, en 2012, el Decreto 1640 reglamentó la planificación y el manejo de dichas cuencas y sus acuíferos.

De hecho, solo hasta ese mismo año comenzó el trabajo de la consolidación de información sobre cuánta agua tenemos, dónde está y quién la usa.

El Ministerio del Medio Ambiente sostiene que si bien la normatividad ambiental frente al manejo del agua es robusta y que el país tiene lineamientos claros sobre cuáles son sus objetivos a la hora de gestionar el recurso hídrico, el problema es implementar la normatividad vigente porque la capacidad de seguimiento, monitoreo y control por parte de las autoridades ambientales es limitada. Por ello, señala que la responsabilidad de conservar y hacer un uso sostenible del agua no solo es del Estado, sino de todos los sectores productivos y de los ciudadanos. “No es solo un tema de tener derecho a su uso, sino de la responsabilidad de hacer que ese uso sea racional y eficiente”, afirma Claudia Pineda, directora de gestión ambiental del recurso hídrico del Ministerio de Ambiente.

La normatividad existe, lo contempla la Constitución, hay un marco jurídico, las corporaciones lo deben proteger, pero, en la práctica, ¿cómo controlar que un usuario no ‘pegue’ su manguera al nacimiento y que haga propio su recurso?
Para miles de usuarios el tema es tan simple como esto: ‘si el nacimiento está en mi finca o el agua pasa por esta, el agua es mía’. Otra es la posición de los habitantes de zonas urbanas: “si yo la pago es mía”.

Para el Ministerio del Medio Ambiente el asunto es claro: “aun cuando el río pase por mi finca se debe tramitar el permiso de concesión para poder usarla”, explica Pineda.

Y otra la explicación para entender que el consumo urbano también debe ser medido, pues el hecho de pagar una factura no lo excluye de la responsabilidad de racionalizar su uso. Las medidas para evitarlo ya existen y se traducen en pesos. Ahora bien, son las Corporaciones Autónomas Regionales en las que recae gran parte de la responsabilidad de hacer cumplir la ley, es decir, de crear los Planes de ordenamiento y manejo de cuencas (Pomca) que determinan qué actividades se pueden desarrollar alrededor de la cuenca, en dónde y cómo. Una vez definidos, es esta autoridad la responsable de otorgar los permisos de uso.

Para Asocars, gremio que aglutina a las corporaciones regionales del país: “la principal limitante de las CAR se relaciona con la debilidad en la limitación legal y financiera que le permitan fortalecer sus equipos técnicos, para cubrir en su totalidad y oportunamente todas las solicitudes y seguimiento que requiere el ejercicio de la autoridad ambiental”. El gremio, dijo, está a la espera de que el nuevo ministro asuma el tema.

¿Qué se debe hacer?

Adicionalmente al ‘cuello de botella’ que significa la manera ine-quitativa en que se distribuye el recurso, de la falta de capacidad operativa para protegerla, está la amenaza grave que sufre el país, pues las cuencas se están quedando sin agua.

Esta última es una afirmación de Ricardo Lozano, quien asegura, según su experiencia, “que Colombia, más allá de hablar de cambio climático, debe reflexionar sobre lo que está pasando con el agua”.

Para el Ideam, actualmente, uno de los problemas más sensibles frente al agua es precisamente la deforestación y la presión permanente sobre los páramos. “La carga contaminante que llega a las cuencas producto de la falta de tratamiento de las aguas residuales es un escenario que se suma y por lo que el país realmente se tiene que preocupar”, admite Ómar Franco. Hasta el 2012, la cifra que manejan las entidades oficiales es de 147 mil hectáreas deforestadas al año en el país, un dato que puede aumentar para el 2014, pues está a punto de salir la nueva estadística. Lo que sí conoció HUELLA SOCIAL, es que esa cifra ha aumentado. En general, para los expertos consultados hay una clara realidad: el agua no desaparece, se debe proteger, distribuir, tratar y no malgastar.

CLAUDIA CERÓN CORAL / LIZETH SALAMANCA
HUELLA SOCIAL