Archivo mensual: marzo 2015

5-formas-alternativas-raras-para generar energía en el hogar.

http://www.myhausblog.com/2008/07/5-formas-alternativas-raras-para.html

Electricidad en el antiguo Egipto.

http://www.bibliotecapleyades.net/egipto/esp_egipto_mist_4.htm

Saltos de agua alucinantes.

http://elviajero.elpais.com/elviajero/2013/07/12/album/1373644858_191777.html#1373644858_191777_1373648726

Sabias que

1) Si pudieras colocar un vaso de agua en el espacio, herviría de inmediato y después se volverían cristales de hielo

2) Algunos lápices labiales (lipsticks) contienen acetato de plomo o azúcar de plomo, los cuales son compuestos tóxicos que hacen que el labial tenga un sabor más dulce

3) La sustancia más dura en tu cuerpo es el esmalte dental

4) Las perlas, dientes y huesos se disuelven en ácido acético (vinagre)

5) Puedes conservar mejor las ligas guardándolas en el refrigerador

6) Los únicos elementos que son líquidos a temperatura ambiente son el bromo y el mercurio, sin embargo puedes fundir el galio con solo sostenerlo en la mano

7) El aire líquido posee un tono azulado

8) Los atletas no pueden beber más de 2 tazas de café al día, porque la cafeína fue una sustancia prohibida por la WADA (Agencia Internacional Anti-Doping) hasta el año 2004

9) Si un lago se contamina con detergentes, los patos ya no pueden flotar y se ahogan

10) Un pez se puede ahogar (pensaba que era una pregunta capciosa, pero resulta que sí. Esto es porque si el agua no tiene suficiente oxígeno disuelto, simplemente se mueren)

50 datos curiosos sobre el agua

La Tierra contiene unos 525 millones de kilómetros cúbicos de agua. La cantidad de agua que contiene nuestro planeta no ha disminuido ni aumentado en los últimos dos mil millones de años.
Durante un perí­odo de 100 años, una molécula de agua pasa 98 años en el océano, 20 meses en forma de hielo, 2 semanas en lagos y rí­os y menos de una semana en la atmósfera.
El agua es el principal regulador de la temperatura terrestre.
El agua es la única sustancia presente en la Naturaleza que puede encontrarse tanto en forma sólida, como lí­quida o gaseosa. Los cambios de estado del agua (que existe en su mayor parte en estado lí­quido) se producen debido a la cercaní­a de sus moléculas. Cuanto más próximas se encuentran las moléculas entre sí­, el agua adopta el estado sólido; cuando están más separadas, asume el estado gaseoso.
El agua disuelve más sustancias que cualquier otro lí­quido.
Cada dí­a, el Sol evapora más de un billón de toneladas de agua, que permanece en la atmósfera hasta que vuelve a la superficie en forma de precipitaciones.
Un solo árbol pierde por evaporación 265 litros de agua por dí­a. Una hectárea de maí­z evapora por dí­a más de 30 mil litros de agua.
El 97% del agua se encuentra en los océanos, y el 2% permanece congelada.
El agua congelada pesa un 9% menos que el agua en estado lí­quido. Es por eso que el hielo flota sobre el agua.
Para que el agua sea salada, basta con que contenga una milésima parte de su peso en sal.
El 80% del agua que se encuentra en los continentes está en la superficie. El 20% restante se encuentra bajo tierra o en forma de vapor de agua atmosférico.
Sólo el 2.5% del agua que existe en la Tierra es agua dulce. De esa cantidad, el 0.5% se encuentra en depósitos subterráneos y el 0.01% en rí­os y lagos.
El 90% de los recursos disponibles de agua dulce del planeta están en la Antártida.
Sólo el 0.007% del agua existente en la Tierra es potable, y esa cantidad se reduce año tras año debido a la contaminación.
Más de 1100 millones de personas en el mundo carecen de acceso directo a fuentes de agua potable.
Millones de mujeres y niños deben caminar más de 10 kilómetros diarios para conseguir agua potable.
La falta de agua potable causa la muerte de 4500 niños por dí­a, en su mayorí­a pertenecientes a los paí­ses en desarrollo.
Cada año mueren 3 millones y medio de personas debido a enfermedades relacionadas con la calidad del agua. El 98% de esas muertes se producen en los paí­ses en ví­as de desarrollo.
El cuerpo humano contiene en promedio unos 37 litros de agua, lo que equivale al 66% de la masa corporal de un adulto.
El cerebro humano es un 75% agua.
Los huesos humanos son un 25% agua.
La sangre humana es un 83% agua.
Una persona puede sobrevivir un mes sin alimentarse, pero sólo siete dí­as como máximo sin beber agua.
Para vivir saludablemente, una persona debe consumir unos dos litros de agua por dí­a, consumiendo a lo largo de su vida más de 75 mil litros de agua. No toda el agua que se consume diariamente se bebe; casi todos los alimentos aportan un porcentaje de agua al organismo.
Cuando una persona siente sed, es porque ha perdido más del 1% del total de agua de su cuerpo.
Así­ como el agua regula la temperatura del planeta, también regula la temperatura del cuerpo humano. Por eso es necesario beber grandes cantidades de agua cuando se tiene fiebre.
Beber agua en exceso y muy rápidamente puede provocar una intoxicación, ya que el exceso de agua diluye los niveles de sodio en la sangre y provoca un desequilibrio en el nivel de agua del cerebro.
El agua abandona el estómago de una persona a los cinco minutos de haberla bebido.
El agua salada no se puede beber porque provoca deshidratación: el organismo termina eliminando mucha más agua de la que consume.
Estados Unidos consume más de 1300 millones de litros de agua por dí­a.
Los norteamericanos consumen cinco veces más agua que los europeos.
En promedio, las personas utilizan por dí­a 190 litros de agua.
Más de dos tercios del agua consumida en el hogar se utilizan en el baño.
La descarga de un inodoro consume entre 7.5 y 26.5 litros de agua.
Durante una ducha de sólo cinco minutos se utilizan entre 95 y 190 litros de agua.
Se consume menos agua durante un baño de inmersión que al ducharse.
Una canilla que gotea desperdicia más de 75 litros de agua por dí­a.
Menos del 1% del agua tratada por los mecanismos sanitarios se utiliza para beber o cocinar.
Existen más de 70 mil sustancias conocidas que contaminan el agua.
Las reservas de agua subterráneas abastecen al 80% de la población mundial. El 4% de esas reservas ya está contaminado.
Las principales fuentes de contaminación están asociadas con la actividad industrial posterior a la Segunda Guerra Mundial hasta nuestros dí­as.
Cada año se arrojan al mar más de 450 kilómetros cúbicos de aguas servidas. Para diluir esta polución se utilizan 6000 kilómetros cúbicos adicionales de agua dulce.
Con sólo cuatro litros de nafta se puede contaminar hasta 2.8 millones de litros de agua.
Los animales de agua dulce se están extinguiendo cinco veces más rápido que los animales terrestres.
Se necesitan 5680 litros de agua para producir un barril de cerveza.
Se necesitan 450 litros de agua para producir un solo huevo de gallina.
Se necesitan unos 25700 litros de agua por dí­a para producir los alimentos que consume una familia de cuatro personas.
Se necesitan 7000 litros de agua para refinar un barril de petróleo crudo.
Se necesitan 148 litros de agua para fabricar un automóvil.
Se necesitan 200 litros de agua para producir un solo litro de Coca-Cola.

Gestión eficiente del agua

La gestión sostenible del agua es una cuestión crítica para el futuro del planeta. Son numerosos los factores que hay que tener en cuenta para conseguir una gestión sostenible e integrada de los recursos hídricos: eficiencia, ordenación del territorio, participación ciudadana, normativa, tecnología, economía, control de los consumos, responsabilidad compartida… A la dificultad de interrelacionar todos estos aspectos, se une una amenaza: las consecuencias del cambio climático sobre los recursos hídricos.

La gestión sostenible del agua se consigue trabajando con dos objetivos estratégicos:

Ser más eficientes: reducir el consumo de agua por habitante en España y América Latina.
Facilitar: Lograr que los principales actores lleguen a acuerdos para un uso más sostenible del agua.

¿CUANTA ENERGIA ELECTRICA GASTA NUESRO CEREBRO?

Nunca se ha medido ex profeso, pero hay deducciones lógico-matemáticas que pueden ser aceptables.

Todos los neurólogos están de acuerdo en que el cerebro humano consume, como media, un 20% de la energía que gastamos en total. También está aceptado que un adulto “funciona” con unos 100 vatios, de lo cual se deduce que gastamos unos 20 vatios en pensar.

Estos cálculos resultan de convertir las calorías que ingerimos en julios (trabajo), y de esa unidad a vatios.

Datos curiosos sobre electricidad y tecnología.

La electricidad ha formado parte de nuestra vida cotidiana desde hace tantos años que para las eneraciones más recientes ya es algo cotidiano; tan cotidiano que ignoramos su costo, su importancia y su capacidad. El día de hoy vengo a comentarles sobre dos casos que tienen que ver con la electricidad y los equipos de cómputo; cuestiones muy simples y a la vez muy relevantes en el quehacer de la gente de sistemas y, en muchos casos, del usuario común.

1.- ¿Sabían ustedes que los campos electromagnéticos producidos por las lámparas fluorescentes afectan las comunicaciones inalámbricas?
Un Access Point ubicado muy cerca de una fuente electromagnética tan grande como las de estas lámparas puede opacar por completo la señal inalámbrica provocando que pareciera que el dispositivo no funcionara. Sin embargo, basta alejarlo de la fuente para que la señal pueda liberarse adecuadamente.

2.- ¿Se han encontrado con Laptops o PCs que se nieguen rotundamente a encender?
No es tan raro que una computadora tenga este comportamiento y, aunque puede deberse a causas variadas, una de las más curiosas causas es la sobrecarga eléctrica o estática que pueden presentar los capacitores. No es algo que podamos diagnosticar inmediatamente, pero el intento por arreglarlo es fácil y económico. Basta desconectar la computadora de toda fuente de energía (incluyendo batería si es laptop) y dejar presionado el botón de encendido durante 30-60 segundos. Esto ayuda a que los capacitores almacenen esta energía almacenada y que está causando problemas para encender el equipo. Posteriormente hay que reconectar su computadora y encenderla. Si esta fue la causa de la falla, la computadora encenderá con normalidad.

Medio Ambiente reclama un enfoque del recurso basado en el desarrollo sostenible en el Día M

http://www.europapress.es/sociedad/medio-ambiente-00647/noticia-medio-ambiente-reclama-enfoque-recurso-basado-desarrollo-sostenible-dia-mundial-agua-20150320145549.html

Día mundial del agua 2015

Agua para un desarrollo sostenible. Así se presenta este año el Día Mundial del Agua 2015, una campaña a nivel mundial para concienciarnos de la importancia y del uso del agua en el planeta, que tendrá lugar este 22 de marzo.

Por ello, Naciones Unidas resalta que el Día Mundial del Agua 2015 será un día para dar a conocer todos los vínculos del agua con las diferentes áreas que necesitamos considerar para crear el futuro que queremos:

• Salud: El agua es fundamental para la vida. Podemos estar semanas sin comer pero solo pocos días sin beber agua. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda 7,5 litros por habitante, cantidad que asciende a 20 litros por habitante y día para las necesidades básicas domésticas y de higiene. Y no solo por necesidad básica primaria necesitamos el agua, la transmisión de muchas enfermedades y la higiene están íntimamente relacionadas, por tanto el agua es salud.

• Naturaleza: ¿Sabías que el agua dulce depende del funcionamiento sano y continuado de los ecosistemas? Y los ecosistemas, junto con su biodiversidad, son el soporte vital de la Tierra; dependemos de ellos, para el aire que respiramos, la comida que comemos y el agua que bebemos.

• Desarrollo urbano: Sobrepoblación. Mayor necesidad de recursos. Mayor necesidad de agua. Crecimiento de las ciudades y el abastecimiento del agua, en solo 40 años la población mundial urbana se doblará. Se estima que en el 2050, 2,5 billones de personas se desplazarán a las ciudades.

• Industria: Hay que partir de la base de que para producir o fabricar algo, hace falta agua. Prácticamente todas las industrias consumen agua, desde enfriar turbinas hasta llenar una piscina. Se estima que la huella hídrica de las industrias crecerá en un 400% hasta 2050.

• Energía: El 15% del consumo mundial de agua se usa para producir electricidad, en 2030 la demanda será de un 40%. Agua y energía son conceptos unidos, para mover el agua hace falta energía, para producir energía hace falta agua.

• Alimento: Solo para producir dos filetes de ternera se necesitan ¡hasta 15.000 litros de agua! La agricultura se lleva hoy en día el 90% del consumo de agua en algunos países desarrollados, y la media mundial es del 70%. ¿Qué ocurrirá en unos años si sigue creciendo la población? Superpoblación, mayor demanda de alimentos, mayor demanda de agua. Desde ahora, debemos incrementar el nivel de eficiencia y responsabilidad en el uso de agua.

• Igualdad: El acceso al agua es igualdad, es el impulso de muchas sociedades para su desarrollo, solo en África se invierten 40.000 millones de horas al año para ir a por agua, principalmente mujeres y niñas. ¿Cómo se puede conciliar esta tarea con la escuela, trabajo, una vida “normal”?

“Garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos” es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDGs), pero directa o indirectamente cada uno de los 17 objetivos está relacionado con el agua. El Día Mundial del Agua reivindica su importancia y nos recuerda los retos a los que nos enfrentamos para un desarrollo sostenible.