El agua contribuye al derecho a la educación de los niños

La presencia de agua potable y de instalaciones sanitarias adecuados en los establecimientos escolares contribuye de manera significativa a la satisfacción del derecho a la educación.

El aprendizaje de un niño puede verse restringido si la escuela a la que asiste no dispone de agua potable y de instalaciones sanitarias adecuadas. Los niños que beben agua insalubre y que utilizan instalaciones sanitarias sucias corren un riesgo importante de enfermarse, y por consiguiente, de abandonar la escuela.

Una mejor higiene en las escuelas tiene un impacto a gran escala: gracias a una mejor higiene, los niños tendrán menos riesgo de contraer enfermedades. Asistirán a escuelas con mayor frecuencia, lo que contribuirá a un incremento del desarrollo social, y por último, a un crecimiento del desarrollo económico del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s