Un recurso indispensable para vivir con dignidad

El agua ocupa un lugar fundamental en el mantenimiento de la dignidad de las personas. En efecto, el agua permite a los niños disfrutar de un nivel de higiene indispensable para tener una buena salud, y respetar su cuerpo y su integridad como persona.

Un sistema de saneamiento insuficiente no solo conlleva a la propagación de enfermedades e infecciones, sino que quita la dignidad de las personas. La ausencia de instalaciones sanitarias adecuadas obliga a las personas a hacer sus necesidades al aire libre, exponiéndose a la suciedad y a un ambiente ya de por sí contaminado por la orina y las heces de cientos de otras personas.

Mucha gente no tiene acceso a agua suficiente para lavarse y vivir dignamente. Es una humillación cotidiana para millones de personas que no han elegido vivir en la suciedad y que deben soportar condiciones de vida degradantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s