Regantes valencianos y manchegos se oponen a otro trasvase al Vinalopó

Los regantes del río Júcar rechazan de plano el nuevo transvase desde el embalse de Alarcón (Cuenca) al Vinalopó y las comarcas valencianas del sur anunciado por la Generalitat y pretendido por lo que ha venido en denominarse lobbydel agua de Alicante. Así de claro lo expresaron ayer en Sueca representantes de la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental (JCRMO) y de la Unidad Sindical de Usuarios del Júcar (USUJ).

“A esta mesa del Júcar se ha sumado mucha gente que no le corresponde estar en la misma igualdad de condiciones que los regantes de siempre”, afirmó en rueda de prensa Francisco Belmonte, presidente de los regantes manchegos. Belmonte reconoció la prioridad de los usuarios tradicionales valencianos y reivindicó la condición de “hermanos menores” para los manchegos. “Nosotros somos los hermanos y después están los vecinos y los primos que quieren sentarse a la misma mesa”, expresó para referirse a las nuevas demandas del Alt Vinalopó, La Marina Baixa y L’Alacantí. E ironizó manifestando que “el agua del Júcar, poco a poco, acabará en Ibiza y entonces faltará agua para los que somos realmente del río”.

El representante de los regantes manchegos consideró ilegal “e injusto” el trasvase desde Alarcón al Vinalopó anunciado por el presidente del Consell, Alberto Fabra. “Tendrán que pedirla pero no quitándola a otros”, afirmó. “En el Júcar hay agua para todos, pero para todos los que que son del Júcar; y si sobra se les dará”, matizó aludiendo a la Ley de Aguas, a la que alabó, que abre esa posibilidad. “Pero llamémosle trasvase”, matizó. “Y si no la hay, que la pidan del Ebro, del Ródano o de allá donde la haya, pero nunca a costa de los regantes tradicionales de siempre”, añadió.

Belmonte se mostró crítico con la clase política y el nuevo plan hidrológico del río del que dijo que es una “cagada, no se puede decir de otra forma”. E invitó a los asistentes al encuentro de ayer en Sueca a recurrirlo ante el Tribunal Constitucional. Insistió en la demarcación geográfica de la cuenca del Júcar que “debe ser la que delimita la geografía”.

El presidente de los usuarios manchegos se mostró partidario de iniciar acciones conjuntas con los valencianos en defensa de los intereses que les son comunes.

El presidente de la Comunitat de Regants de Sueca, José Pascual Fortea, intervino como portavoz de la USUJ y ratificó “al mil por mil” las palabras de Belmonte. “Vamos a hacer una piña frente a quienes quieren quitarnos nuestros derechos”, manifestó. Apuntó que si Alarcón tiene agua ahora para tres años de riego hay que mantenerla “porque esa es nuestra despensa”. Y rechazó de plano hacer uso de las reservas con sustituciones desde otros embalses, como Bellús.

Fortea insistió en que los sobrantes de agua del Júcar para trasvasar al Vinalopó están en el azud de la Marquesa, en Cullera. Y recordó que para casos de necesidad por sequía extrema siempre “puede llegar a los domicilios de Alicante, desde Alarcón, a través de los Canales de Taibilla, como se ha hecho en otras ocasiones”. También tuvo palabras para José Alberto Comos, director general del Agua de la Generalitat Valenciana, de quien dijo que debe “ir al juzgado” por haber gastado 7 millones de euros de dinero público en la Fundación Agua y Progreso “sin haber rendido cuentas”.

Salvador Marín, vicepresidente del Canal Júcar-Turia, también se opuso a un nuevo trasvase al Vinalopó. Los regantes del Júcar-Turia han modernizado mediante riego por goteo el 85% de las 25.000 hectáreas que gestionan, recordó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s