El 90% de la población mundial ya tiene acceso al agua potable

El informe publicado en Ginebra por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) «Progresos en el acceso al agua potable» asegura que el 89% de la población mundial tiene acceso al agua potable y el 64% a instalaciones de saneamiento público. Sin embargo, aún queda camino por recorrer para conseguir que el agua potable y el saneamiento estén instalados en todos los hogares de los países en desarrollo.

Desde 1990, casi un tercio la población mundial -2.300 millones de personas- han conseguido acceder al agua potable y las disparidades entre zonas urbanas y rurales se ha ido reduciendo progresivamente pasándose de un 95% de personas que tenían acceso al agua potable en las ciudades frente a un 62% en el campo a una proporción de 96% y 82% en las mismas áreas en 2012.

Respecto al acceso a las redes de alcantarillado público las diferencias entre las ciudades y el campo también se han reducido ya que en 1990 más del 76% de los habitantes de las zonas urbanas tenían acceso a un saneamiento mejorado respecto a sólo 28% en las rurales mientras que en 2012 la diferencia era menor con porcentajes del 80% en las ciudades y de 47% en el campo.

De acuerdo con el estudio, aún existen millones de personas en las regiones más pobres del planeta que no tienen acceso a estos servicios y aún persisten las desigualdades entre la población urbana y rural y a veces incluso dentro de los núcleos urbanos ya que los servicios públicos se instalan prioritariamente en las zonas más prósperas.

El estudio distingue entre entre los servicios de saneamiento mejorado, que separan los excrementos del contacto humano, y el acceso a fuentes de agua mejorada, protegidas de la contaminación exterior, en particular la materia fecal. Unos 748 millones de personas, en Asia y África, todavía no tienen acceso a este tipo de servicios en las zonas rurales.

Otro dato subrayado por el informe es la considerable disminución de la defecación al aire libre en las zonas más pobres. Sin embargo, aunque haya disminuido todavía es práctica corriente en las regiones más pobres donde mil millones de personas la practican principalmente en países de África subsahariana y de Asia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s