El director del Aquópolis de Villanueva, acusado de estafa por robar agua al Canal

Se calcula que el consumo fraudulento puede superar el medio millón de euros.
El imputado ha quedado en libertad sin medidas cautelares, aunque la instrucción sigue.
Defraudar agua está castigado con la pena de cárcel de tres a 12 meses.
El Canal de Isabel II reclamará el pago del agua presuntamente consumida fraudulentamente.

El juez ha imputado al director del Aquópolis de Villanueva de la Cañada (Madrid), Mariano Valverde, por un delito de estafa. Se le acusa de haber robado agua al Canal Isabel II durante cinco años. El arrestado ha pasado esta mañana a disposición judicial en un juzgado de la localidad madrileña de Móstoles y esta tarde ha quedado en libertad sin medidas cautelares. El delito de defraudación de fluido eléctrico, gas o agua por un valor superior a 400 euros está castigado con la pena de multa de tres a 12 meses.

El fraude, conocido a finales de junio, se calcula que puede superar el medio millón de euros, ya que el parque acuático, situado en esta localidad del oeste de Madrid y que es el mayor de la comunidad y uno de los más grandes de Europa, lleva presuntamente cinco años abasteciéndose de agua del Canal de Isabel II sin pagarla.

Las investigaciones del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) han confirmado que el agua que el parque acuático ha estado consumiendo procede del Canal y no de pozos subterráneos propios, como querían hacer creer. Dichos pozos se secaron hace años. Es más, la Confederación Hidrográfica del Tajo ha confirmado que Aquopolis no tiene ninguna concesión para extraer agua de pozos, un requisito obligatorio para cualquier particular o entidad que quiera utilizar agua subterránea. Si lo tuviera, debería pagar un canon más un importe por la cantidad consumida, algo que no ocurre.

Los agentes remitieron al juzgado de Móstoles las diligencias por defraudación de fluidos y continúan con el caso abierto. El Canal de Isabel II reclamará el pago del agua presuntamente consumida fraudulentamente. Así lo ha asegurado el portavoz del Gobierno regional y presidente del Canal de Isabel II, Salvador Victoria, quien ha señalado que su trabajo es “recaudar el dinero que se ha defraudado”. Victoria ha asegurado que no se puede amparar el consumo gratuito de agua. Y añadió que es un caso “muy llamativo”, ya que “al parecer esta persona urdió una estratagema para no pagar el agua que utilizaba”, informa EFE.

Las pesquisas policiales dan la razón al particular que denunció a finales de junio ante el Seprona que Aquopolis abastecía sus instalaciones con agua del Canal que no pagaba. En ese momento, la empresa pública calculó que la supuesta sustracción se encontraría entre los 350.000 y 400.000 metros cúbicos de agua, que tienen un coste de medio millón de euros. Toda la Comunidad de Madrid, con sus consumidores domésticos e industriales, gasta al día en verano unos dos millones de metros cúbicos.

El organismo público aseguró entonces, que en caso de que las indagaciones concluyeran que se estaba cometiendo una estafa, reclamaría judicialmente el pago de la factura. “Porque es un delito, una cosa es no abonar la factura y otra defraudar”, aseguró un portavoz.

Desde Parques Reunidos, grupo al que pertenece el centro de ocio acuático, se limitan a leer por teléfono un comunicado en el que aseguran que “Aquopolis ha colaborado y seguirá haciéndolo con el Canal de Isabel II en todo momento y con las autoridades competentes para aclarar la actual situación y en su caso subsanar cualquier tipo de error que hubiera podido existir por cualquiera de las partes implicadas”. Sobre la detención del director, no hay comentarios. Este sábado enviaron un comunicado en el que insistían en lo dicho y aseguraban que los pozos “están debidamente inutilizados, circunstancia que fue verificada por el Seprona en sus sucesivas inspecciones”.

Cuando saltó la noticia negaron que se estuviera cometiendo ninguna ilegalidad, aunque el portavoz del Gobierno de Madrid, Salvador Victoria, aseguró que el contador del agua de Aquopolis se encontraba a cero. Es decir, que no facturaba ningún consumo, y eso que en sus instalaciones existen 14 atracciones que utilizan agua, dos de ellas en gran cantidad, la piscina de olas y el lago de actividades. El parque abrió la temporada el 15 de junio y cerrará el 8 de septiembre a 19,90 euros la entrada de adulto por internet y a 23,95 en taquilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s