Rechazado el proyecto de las balsas en la presa del Rosarito

Medio Ambiente advierte de daños y emite declaración de impacto ambiental negativa.

La Secretaría de Estado de Cambio Climático ha formulado la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) negativa para el proyecto de regulación del río Tiétar y la consolidación de los regadíos existentes (en Ávila, Toledo y Cáceres). Actuaciones promovidas por la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), que pretendían la construcción de dos balsas laterales en la margen izquierda del embalse del Rosarito; proyecto que se localizaría en Oropesa y Calzada de Oropesa, en Toledo. Todo ello, satisfaciendo «los regadíos de aguas debajo de la presa del Rosarito (fundamentalmente del cultivo de tabaco)» y con incremento del abastecimiento urbano. El proceso se inició en 2004, y en 2007, la CHT presentó nueva documentación ambiental al proyecto sobre alternativas a las balsas laterales de regulación, según recoge el Boletín Oficial del Estado de 9 de diciembre de 2011, como la presa de Monteagudo, otra en Arenas, el recrecimiento de la presa del Rosarito, y la construcción de balsas laterales en su parte izquierda, la más viables por causar «el menor impacto».

La Secretaría de Estado de Cambio Climático resolvió el pasado 21 de noviembre, formular Declaración de Impacto Ambiental negativa para este proyecto que «previsiblemente causará efectos negativos significativos sobre el medio ambiente, y considerándose que las medidas previstas por el promotor no son una garantía suficiente de su completa corrección o su adecuada compensación»; en la justificación «el promotor no ha identificado cuáles son las superficies de cultivo beneficiarias, no ha detallado los programas de modernización de regadíos llevados a cabo o previstos para las superficies de riego, ni ha justificado en qué medida pueden afectar al cultivo del tabaco (como cultivo predominante en la zona) las modificaciones de la Política Agraria Común en cuanto al desacoplamiento de las ayudas al sector y la creación del Fondo Comunitario del Tabaco»; no detalla «los resguardos necesarios para avenidas que puedan provocar daños sobre bienes o población aguas debajo de la presa»; «no ha presentado estudios específicos adecuados de afección a la Red Natura 2000, ni tampoco a la fauna protegida»; ni ha estudiado alternativas a la carretera CM-5102 que resultaría afectada por las balsas, entre otros muchos aspectos.

Ecologistas en Acción que presentó alegaciones, está satisfecho, pues es «una decisión que entierra definitivamente los proyectos hidráulicos que amenazaban el río Tiétar», entre ellos, «el embalse de Monteagudo, los recrecimientos de Navalcán y del Rosarito y o el trasvase Tiétar-Navalcán. «La Declaración de Impacto Ambiental negativa pone punto final a décadas de denuncia ecologista contra la insensata intención de regular aún más el Tiétar con argumentos falaces de riesgo de inundación o de falta de recursos para regadío» asegura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s